Martes, 23 de Octubre de 2018
img

Inversión urgente en internet para combatir la pobreza, sugiere experto

“Paraguay requiere por lo menos 1.000 millones de dólares de inversión urgente en infraestructura tecnológica para las comunicaciones. Esta inversión debe estar lista en menos de dos años para el despegue”, expresó ayer el excolaborador del presidente colombiano Juan Manuel Santos, en una entrevista con ABC.

En su calidad de consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el experto recaló en nuestra capital para transmitir sus experiencias y sus resultados como secretario de Estado, cargo que dejó hace tres meses.

La administración Santos invirtió decididamente en las tecnologías de la información y las comunicaciones en los últimos cinco años, al punto que el uso de internet, por ejemplo, se multiplicó de 7% al 70% en las medianas y pequeñas empresas del país.

Problema gravísimo del Paraguay

Basado en cifras del BID, Molano consideró “un problema gravísimo” del Paraguay la falta de infraestructura.

“Se necesita entre 23 millones y 60 millones de dólares para la conectividad internacional; se requieren 360 millones en redes de acceso fijo, 400 millones en redes de acceso móvil, 85 millones en redes de transporte, 20 millones en conectividad de empresas...”, dijo el especialista al citar algunas de las necesidades.

Dijo que el alto costo y la lentitud de internet en nuestro país es directa consecuencia de la falta de conectividad internacional.

Destacó que las políticas de expansión a todo el territorio deben estar encauzadas a través de alianzas público-privadas.

“Paraguay está en el centro de la Región Sur de Sudamérica y tiene una gran oportunidad de convertirse en un centro tecnológico si mejora su conectividad. Puede conectarse con fibras ópticas tanto por el lado de Bolivia como de Brasil y Argentina, para no depender de ninguno. Es una cuestión estratégica”, expresó.

Recordó que Colombia también tenía una infraestructura floja como la de nuestro país, y enumeró detalles de la expansión de la red tecnológica.

“Conectamos de cinco a nueve cables submarinos, conectamos las zonas rurales. Donde hay más de 100 habitantes, tiene que haber internet”.

Softwares para los pobres, no para gringos

Dijo que el Gobierno emprendió un plan de fortalecimiento de la industria de software para generar empleos, y que ya produjo 350.000 nuevos puestos en esta industria.

“Las aplicaciones no son para venderlas a los gringos. Son para los pobres. Hay zonas en Colombia donde los hijos ayudan a sus padres a comercializar su producto. Aprenden a usar aplicaciones y venden a mucho mejor precio que en el mercado local”, comentó.

“El campesino usa las aplicaciones porque se da cuenta de que la tecnología le genera valor. Esta le ayuda a tener mejores ingresos. Ahí recién el usuario se ve interesado en manejar los adelantos en información y comunicaciones”, remarcó.

El exministro colombiano destacó que en la campaña para construir y mejorar la infraestructrura se involucraron todos los ministerios, las gobernaciones y los municipios.

Puso de relieve que Paraguay es el único país de la región que no tiene la tecnología 4G (todavía incipiente y cara). “Por eso es muy importante acelerar los procesos”, enfatizó.

El problema es la pobreza, no Venezuela

En Colombia, según Molano, “el problema principal no es ni el narcotráfico, ni la guerrilla, ni Venezuela. Es la pobreza, y con el uso correcto de la tecnología, queremos salir de ella”.

“Cuanto más uso de internet, hay menos pobreza”, dijo al recordar una consigna de Naciones Unidas.

“Hay que hacer aplicaciones para que la gente use internet. Por ejemplo, los que venden materiales de construcción, como el cemento, pueden pedir directamente al fabricante. Los consumidores compran más barato y los fabricantes venden más. Lo hemos comprobado en Colombia”, explicó Molano.

2 DE SETIEMBRE DE 2015.