Martes, 23 de Octubre de 2018
img

Paraguay necesita satélite propio para reafirmar soberanía

A nadie se le hubiera ocurrido pensar que en uno de los países más desiguales de Sudamérica se plantee seriamente esa posibilidad. Pero el experto Alfredo Ayala Alarcón, quien fue casi 20 años asesor jurídico de la Dinac, dice con convicción que uno de los máximos objetivos del Gobierno debería ser el satélite propio para reafirmar su soberanía. Bolivia no escatimó los medios para hacerlo. Ayala Alarcón fundamenta sus razones.

–La puesta en órbita por Bolivia de un satélite propio generó muchos comentarios y hasta envidia. Es un signo de progreso, evidentemente.

–La percepción remota que se hace de cualquier satélite tiene una cantidad de utilidades. Se usa para la agricultura, la ganadería, la deforestación, la geología, para identificar yacimientos minerales, petróleo, pesqueros, ambientales. Tiene usos inimaginables...

–Paraguay no tiene. ¿Está lejos de nosotros un satélite propio?

–Tarde o temprano, Paraguay tiene que tener su satélite propio. Es imprescindible con el desarrollo de las redes sociales como forma rápida y barata de comunicación. Uruguay y Paraguay son los únicos que no tienen en Sudamérica.

–¿Cómo hizo Bolivia?

–Era vital para Bolivia...

–¿Por qué?

–Por la naturaleza accidentada de su terreno. Tiene muchas montañas. Necesita de un satélite geoestacionario para que la comunicación llegue a los lugares más recónditos de su geografía.

–¿Paraguay cómo hace hoy?

–Contratamos satélites americanos o de los vecinos. Son contratos que se hacen para uso de las compañías de teléfonos, los celulares...

–¿No sale más barato contratar?

–Los propietarios del satélite pueden restringir, intervenir, terminar el contrato cuando quisieran. Es como cualquier alquiler. Si deseo alquilar mi casa alquilo. De repente puedo dejar de alquilar.

–Entonces se recurre a varios satélites, según la conveniencia.

–Hay satélites que dan el servicio meteorológico por ejemplo...

–¿Pero un satélite solo puede hacer todo?

–Todo. Argentina y Brasil creo que tienen un convenio para trabajar juntos en varias áreas. No recuerdo bien si fue en el 94 o 95 que trajimos una propuesta de uno de esos congresos para proponer nuestro territorio como base de lanzamiento de satélites. Iba a ser un primer paso para tener un satélite propio. Hoy hasta podríamos acordar con Uruguay lanzar uno para los dos países. Con una cooperación internacional, inclusive podríamos obtener los fondos para no gastar tanto.

–Se dice que hay cosas mas urgentes...

–Pero si Paraguay sigue los pasos de Bolivia, que recurrió a una potencia como China para lanzar su satélite propio, el plan es factible.

–Alquiló un cohete chino...

–Nosotros también podríamos conseguir algo parecido mediante la cooperación internacional y a cambio de algo...

–¿De qué por ejemplo?

–De intercambio de informaciones. Pero por una cuestión de soberanía, lógicamente el aparato va a ser nuestro. El mundo se está globalizando. Una tormenta al norte de Argentina también afecta al Paraguay. De hecho esas informaciones se intercambian en la actualidad. Se pueden prevenir catástrofes naturales. Argentina monitorea los deslaves en Salta, Catamarca; las migraciones de las ballenas, el cambio climático. Paraguay puede vigilar la deforestación, el orden público, la soberanía aérea, el tráfico aéreo.

–Uno se imagina que los expertos de inteligencia puedan detectar el movimiento del EPP, como hizo Estados Unidos con Bin Laden...

–Se puede perfectamente.

–¿Acaso no hay una cooperación con Estados Unidos o con Colombia en este tema de la guerrilla?

–Acaba de decir el ministro del Interior que no. Así dijo. Yo le soy sincero. Soy egresado del Comando de institutos de Enseñanza de las Fuerzas Armadas. Soy magíster en política estratégica aeroespacial. Debe haber información clasificada que no se ventila al público...

–La operación para “cazar” a Bin Laden se hizo gracias a los satélites...

–Ayudaron muchísimo esas cámaras que tienen para observar a la noche, con niebla o con precipitaciones son formidables. Tienen para ver aún con tinieblas. Las cámaras infrarrojas están incorporadas a los satélites de última generación...

–¿Cuánto puede costar un satélite?

– A Bolivia le costó 286 millones de dólares, pero hoy controla su territorio 24 horas del día. Se puede saber exactamente qué aviones están surcando nuestro cielo y si tienen permiso para hacerlo. Se sabe de dónde partieron y cuál es su destino. Si no tienen, la Fuerza Aérea puede intervenir en el acto. Hasta se puede identificar la ubicación de las plantaciones ilegales de marihuana, los vuelos clandestinos. Tomar fotografías muy nítidas...

–Están los radares...

–No son tan efectivos como los satélites. Los radares están siendo rebasados por la tecnología de los satélites. El resultado es mas nítido, más claro si hablamos de píxeles. La información es más exacta. Es como tener un escáner sobre el cielo del país para registrar vuelos de aeronaves, controlar plantaciones o movimientos de grupos criminales, como el EPP, por ejemplo.

–Y ¿el retorno de la inversión?

–No va a ser inmediata. Estas informaciones se arriendan. El Paraguay y el Uruguay tienen intenciones de arrendar algunas informaciones del nuevo satélite boliviano. Es la información que leí. Lo mismo ocurre con Argentina y Brasil. Si Paraguay tiene uno, también puede arrendar su información, por ejemplo en el área de la meteorología y de comunicaciones.

–¿Puede costar más barato el internet, el teléfono?

–El internet va a ser muchísimo más barato.

–¿Con qué intereses podríamos tropezar?

–No sé. El que vende algo no quiere que el comprador lo tenga, pero nosotros tenemos que pelear para ser verdaderamente independientes. Es fundamental reafirmar la soberanía ante los demás países de la región, ante otras potencias.

–Este es un país muy dependiente comenzando por la mediterraneidad...

–Cuando debemos comprar algo del extranjero: combustibles por ejemplo, cuando tenemos ríos importantes que pasan por otros países, dependemos del antojo y de la buena voluntad de otras potencias para que nos pasen la información correcta. Estamos peleando por nuestra soberanía todos los días.

Finalmente, esos propietarios nos arriendan si les conviene si bien la comunicación en general nos conviene a todos.

–¿Qué beneficios específicos se puede sacar con un satélite paraguayo?

–En materia comercial, a la agricultura, el comportamiento de los ríos, como dije. La hidrología es muy importante para nuestro país. La información satelital podría prever muchas situaciones. En materia ambiental en general, en materia meteorológica.

En el tema minero, se pueden hacer estudios más profundos sobre los yacimientos de petróleo en el Chaco y calcular hasta su profundidad. China es una potencia que admite haber sido beneficiada por las informaciones que les proporcionaron sus satélites.

En las jornadas de derecho aeronáutico, entre varios temas se debatió el tema aeroespacial. Se habló de la posibilidad de contar como elemento probatorio las fotos y filmaciones sacadas desde el satélite. Eso ya se debatió en nuestro país.

–Los buscadores de plata yvyguy van a estar de parabienes, aunque hasta hoy no les sirvió de mucho la información satelital...

– No creo que sea tan fácil conseguir datos del satélite para algo tan particular. Es muy clasificado y es muy caro. Los costos lo pueden decir los expertos en la materia.

–¿Hoy no sirven las fotos satelitales?

–Podría servir siempre y cuándo haya una orden judicial, cuando el juez lo ordene. Faltaría nada más que la jurisprudencia, existe la posibilidad legal.

–La deforestación por ejemplo...

–Claro: el antes y el después de la deforestación, lo mismo la plantación de marihuana...

–Usted qué propone.

–Ya está vigente la agencia espacial. Hay que acelerar su conformación para empezar a trabajar en la cooperación internacional. Somos un país sin medios. Tener el satélite no es imposible. Se puede hacer participar a los gobiernos que han manifestado su interés en invertir aquí. La inversión prevista es grande. Los satélites tienen varios componentes. Son como vehículos. Tienen autopartes que fabrican diferentes empresas de distintos países. Paraguay tiene que ir armando su rompecabezas. Puede obtenerlos de la cooperación.

30 DE JUNIO DE 2014.