logo

facebooktwitterrss

TRENTO Y SUS ENFERMOS TERMINALES

Paraguay tiene una capacidad de sufrimiento como nadie...

 

“Conozco otras culturas y comparo con esta del Paraguay y llego a la conclusión de que este pueblo tiene una capacidad para sufrir y soportar el sufrimiento como nadie”, señala el padre Aldo Trento, párroco de la iglesia San Rafael, quien acaba de lanzar un nuevo libro, esta vez sobre su experiencia con los moribundos. En esta entrevista también desgrana su pasión por la historia jesuítica.

–¿De qué se trata su nuevo libro que presentó el Presidente (Federico Franco)?        

–“Yo soy que me haces”. Se trata de la clínica de enfermos terminales que tenemos en San Rafael. El tema que trato ahí se refiere a cómo es posible enfrentar el dolor y la muerte sin la desesperación del hombre moderno. El presidente Franco viene a diario a San Rafael a rezar al Santísimo. Nos conocemos hace tiempo. Conoce hasta mi pueblo, cerca de Trento (Italia), de 180 habitantes. Se fue a la iglesia de mi infancia...

–¿Qué Santo?

–Santa Filomena. Cuando se fue Franco se armó todo un alboroto porque nunca habían visto allí un policía. Es difícil llegar porque está en la montaña.

–No debe ser fácil estar cerca de la gente que se muere cada día. ¿Cuántos ya enterró?

–Deben ser más de mil. Las personas que vienen acá en general están abandonadas. No tienen parientes. Cuando mueren se los entierra dignamente.

–¿Dónde?

–En el cementerio del Este. Se les hace misa de cuerpo presente como a cualquiera. La vez pasada se puso a llorar una voluntaria. No podía creer que una fallecida abandonada por sus familiares sea despedida con tanto lujo...

–¿De qué se mueren?

 

–Son personas en su mayoría con cáncer terminal, con sida. Hace poco enterramos a una señora de 50 años que cuando murió parecía de 80. Estaba completamente desecha. La trajimos de Mbocayaty. A los muertos antes los alzábamos en mi camioneta. Hoy tenemos ambulancia. Somos los voluntarios, yo y, a veces, el perro del cementerio. La semana pasada me acompañaron tres mujeres. Tuvieron mucho trabajo para alzar el ataúd...
 

–Por año, ¿cuántos mueren?

–Entre 100 y 150. Los bomberos me trajeron hace poco del hospital de Luque un cuadripléjico que encontraron abandonado en la calle. No sabemos su nombre y le bauticé Diosdado...

–¿Por qué?

 

–Dado por Dios. Es el nombre del hijo de San Agustino, que tuvo con una empleada y después murió. Algunas mujeres vienen con sus hijos pequeños. Cuando ellas mueren los huérfanos se quedan en la Casita de Belén. Son tres hogares que están repartidos en los alrededores de la parroquia. Hay niños con sida también. Si no hay fe, no se aguanta.
 

–Debe ser impactante...

–Lo que me llama la atención es que el paraguayo, ante el dolor, nunca se lamenta. Para los moribundos, el dolor es una gracia. Le pregunto a un moribundo de cáncer: “y ¿qué tal?”, y me responde: “Bien, padre”. Nunca escucho una queja. Hay un enfermo, de 44 años, casi ciego. Es piel y hueso. Su enfermedad hace que esté planchado en la cama. Le pregunto “¿qué tal?”, y me dice, como todos, que está muy bien. Y él me pregunta lo mismo: “un poco pire vai, porque llueve”, le digo. Entonces me dice: “Tenés que estar bien padre, porque si llueve el pasto crece, las vacas comen y nos dan leche”.

–La esperanza de vivir...

–Eso no se pierde hasta que se muere. Aquí no hay religión. Hay indígenas, pordioseros, homosexuales. Aquí no importa su condición. La mayoría son personas no católicas las que vienen. Allá arriba (en el cielo) eso no importa. Los indígenas nunca se quejan. El dolor es como un patrimonio genético. En Italia hay gente que se saca la vida cuando se entera de que tiene cáncer. Conozco otras culturas y comparo con esta del Paraguay y llego a la conclusión de que este pueblo tiene una capacidad para sufrir y soportar el sufrimiento como nadie.

–Usted remarca siempre los antepasados indígenas guaraníes de los paraguayos. Tiene varios libros ¿Por qué?

–Soy un estudioso de lo que hicieron ellos con los jesuitas. Cuando vine recién me pasé 10 años recorriendo el Paraguay, así como hizo Evanhy (de Reportaje al País). Me quedé fascinado por la historia de los guaraníes. Ellos creían en Tupã, que es Dios Padre y Creador de un mundo habitado por el hombre que perdió su dignidad de Karai, pecadores que deambulan buscando la Tierra sin Mal. No eran vagos.

–Eran nómadas...

–Nunca quedaban satisfechos. Siempre caminaron buscando la felicidad hasta que llegaron los Franciscanos y predicaron la Buena Noticia y dijeron que la Tierra sin Mal era la Virgen María, la Inmaculada Concepción de la cual nació la flor de mburucuyá, que es la flor sagrada de los indios, que es la imagen de la Corona de Espinas, los Tres Clavos de Jesús. Por eso es que en las Ruinas (Jesuíticas) encontramos este signo en todas las columnas.

–¿La flor de mburucuyá?

–Sí. Siempre encontramos la flor de mburucuyá esculpida en la piedra. Los jesuitas eran inquisidores. Supieron manejar bien su poder para salvar lo bello de la cultura indígena, ese símbolo del hombre que camina, buscando el infinito. La flor del mburucuyá era como un símbolo, la imagen, como el trigo para hacer después el pan. Era la misma simbología.

En el presbiterio de Trinidad hay imágenes de todos los instrumentos que utilizaban ellos. Gracias a eso pudimos conocer los instrumentos que tocaban: el arpa, el órgano a pedal...

–Se supone que les impusieron en forma autoritaria...

–Un esclavo no puede hacer cosas así como hicieron ellos. Había dos o tres jesuitas al mando. Jamás pudieron manejar pueblos enteros sin que estos consintieran. Lo consentían por la fe que abrazaron. Había una creatividad de parte de ellos. Hasta Voltaire, que era un ateo, reconocía que lo que salvaba al cristianismo eran las reducciones jesuíticas, el tipo de sociedad que formaron...

–Pero él se burló de los jesuitas en su obra Candide...

–Él era masón y anticlerical. Odiaba a la Iglesia. Contradictoriamente fue alumno de los jesuitas... En el mundo no existe algo similar a las reducciones jesuíticas, ni en Europa. Era una República manejada por los indios, con dos o tres sacerdotes en cada una de las reducciones. Mire lo que hicieron en la iglesia Santa Ana (Bolivia). Las partituras de Zipoli. Son cinco mil partituras. Mire lo que hicieron en San Ignacio, la perfección anatómica que tiene el Cristo...

–Le llamaban “el Paraíso del Paraguay”, como el nombre de su otro libro...

–Esa frase la copié de Charleston. Ellos aprendían su arte en la escuela. La primaria en el 1650 ya era obligatoria. En Europa recién se impuso después de la Segunda Guerra Mundial. El telescopio de San Cosme y Damián es impresionante. La calidad del acero que producían era mejor que el de Milán. Fundieron el bronce para fabricar las campanas...

–Se le nota muy apasionado cuando habla de las Reducciones, la “República de la Utopía”, de Thomas Moro.

–Con la diferencia de que fue una utopía hecha carne. Se hace carne cuando entra en la vida, en la historia. Por su naturaleza engendra eso.

–Hoy es impensable una experiencia como esa...

–Es impensable. Se tiene que empezar de pequeñas comunidades, como fue el cristianismo en los primeros tiempos...

–¿Qué le inspiró a crear el hospital de enfermos terminales?

–Dios decide el destino de la gente. Siempre tuve una educación de amor a los pobres, porque yo fui pobre. No teníamos ni qué comer. Siendo sacerdote tuve una crisis religiosa. Abracé el marxismo porque me parecía que el cristianismo no respondía, pero cuando me reencontré con Cristo, esa pasión se transformó en esta pasión por los pobres, para aliviar su sufrimiento. Y me siento bien.

–¿Cómo comenzó?

–La verdad es que esto no paró desde que vino un mendigo a San Rafael hace como 14 años, cuando estaba el padre Alberto como párroco. Se le tiró acá. Le presté mi cama. Los padres lo acogieron. Después nos interesamos en aquellos depositados en la morgue que enterraban en fosas comunes. Desde entonces estamos en esto. Todo esto me recuerda siempre a la película del padre Damián, el Apóstol de los Leprosos, un cura de Bélgica que murió leproso con los leprosos en la isla de Marocay. La película se llama “La isla de los leprosos”. En el pobre se refleja la presencia del Señor.

–Justamente, hay un nuevo Papa que se inspira en San Francisco de Asís...

–El papa Francisco me recibió hace poco, en abril, con mi amigo el padre Paulino. Recibió mis libros. Le hablamos de nuestros pacientes, de nuestros chicos. Él ama mucho sobre todo a los niños pobres. Lo invité a venir...

–Se nota más optimismo después de su nombramiento...

–Cambió todo. Ahora hay más gente que va a misa, que se confiesa, que ayuda. Es impresionante. Hay como 90.000 personas de promedio cada semana que va a escucharlo en la Plaza de San Pedro.

–¿Qué lo hace diferente de los demás?

–Su humanidad, su pasión por la gente humilde, porque tiene una pasión por los pobres. Es una pasión evangélica.

–¿Cuál es su opinión sobre estos movimientos de indignados de Brasil, una réplica de lo que pasó en Europa?

–Ni ellos, los que van a esas manifestaciones, lo saben. En Italia hay 150 diputados de un movimiento que no tiene identidad. Están ahí confundidos y para confundir. Hasta eligieron un presidente de 89 años, porque no lograron ponerse de acuerdo. Le pidieron por favor que se quede en el cargo.

–Formalmente, es contra la corrupción y el despilfarro por la construcción de estadios de fútbol...

–Pero para mí es una falta de sentido total de la vida de la gente. No saben más por qué vivir. Perdieron su norte. Por eso salen así a la calle. Nadie sabe por qué están en las calles, en las plazas.

Antes había un motivo. En el Paraguay el motivo era Stroessner, o el comunismo, o el capitalismo, pero hoy ya no saben por qué están en la calle.

RENUNCIA DE MADURO ES UNA POSIBILIDAD

Venezuela es un drama tremendo, afirma diputado

Venezuela es un drama tremendo, afirma diputado

Venezuela es un drama tremendo. Por eso la gente ya no tiene miedo a las balas, describe el diputado venezolano Leomagno Flores, uno de los puntales de la movilización popular “Basta ya”, que se manifiesta contr ...

 

Paraguay Watches Odd Urban Gold Rush

Paraguay Watches Odd Urban Gold Rush

They appeared out of nowhere, making a mess, operating without a permit and disrupting the football season by luring gawkers. But who can resist 10 tons of buried gold? That's what a team of 20 men ...

 
Paraguay no debe volver aceptando la incorporación de facto de Venezuela y su presidencia

La única opción de Paraguay en el Mercosur

El presidente electo del Paraguay, Horacio Cartes, y sus asesores han expresado que el país no retornará a un Mercosur presidido por Venezuela, país incorporado ilegalmente como miembro pleno ...

 
“CREO QUE ALGO APORTÉ AL FÚTBOL”, AFIRMA

Leoz aclara que se fue de la Conmebol por cansancio y no por corrupción

Leoz aclara que se fue de la Conmebol por cansancio y no por corrupción

El expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Nicolás Leoz, aclara que se retiró del fútbol por cansancio y no por las acusaciones de corrupción que se vent ...

 
FUERA DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y NACIONALES

Jueces electorales deben atender pleitos en la justicia ordinaria

Jueces electorales deben atender pleitos en la justicia ordinaria

El conocido especialista en asuntos electorales Rigoberto Zarza, con más de 30 misiones como observador de elecciones en el exterior, recomienda optimizar los gastos del Estado y sostiene que los jueces de ...

 

Paraguayos preparan quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Paraguayos preparan quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Los paraguayos se aprestan este fin de semana a quemar sus Judas en la Fiesta de San Juan, una tradición de la colonia española profundamente arraigada en la cultura popular, que tiene el sello guar ...

 
ALARMANTE CANTIDAD DE MUERTES Y DE CESÁREAS

Salud de la mujer debe ser prioridad de Cartes

Salud de la mujer debe ser prioridad de Cartes

  La alarmante cantidad de muertes de mujeres en el parto y de cesáreas innecesarias tiene que estar entre las prioridades de Horacio Cartes, según el médico obstetra Vicente Battagl ...

 
ABREU PROPONE CONFERENCIA DIPLOMÁTICA ENTRE PRESIDENTES

“Mercosur es un velorio de cuerpo presente, no existe”

“Mercosur es un velorio de cuerpo presente, no existe”

  El excanciller del Uruguay Sergio Abreu, precandidato a presidente de su país con miras a las elecciones de 2014, pega duro a los gobernantes del Mercosur y de la Unasur. “El Mercosur es u ...

 

Cartes quiere resultados antes que literatura

Cartes quiere resultados antes que literatura

  La consigna del presidente electo para su gobierno de cinco años será hablar menos de literatura política y más discusiones que arrojen resultados, más complementaci& ...