Martes, 23 de Octubre de 2018
img

Blanca afirma que Nicanor no es el centro de la campaña

 

Confia en que Bernal aclarara todas las denuncias en su contra

En esta última entrega de la nota con Blanca Ovelar, la candidata oficialista dice que es puro cuento eso de que es Nicanor y no ella el centro de la campaña. También afirma que realizan una campaña austera y que en el 2008 terminará la transición.

 

- ¿Qué dice del caso Bernal, que admitió haber comprado un terreno inundable en Yacyretá para especular con el precio?

- El Dr. Bernal ha solicitado a la fiscalía someterse a una investigación. Yo conversé con él y me dijo eso. Así es que yo confío en que él va a clarificar todas esas denuncias.

- ¿Es una estrategia que Nicanor sea el centro en los mítines políticos y no usted?

- Eso dice la propaganda que quiere menoscabar mi capacidad, desconocer mi liderazgo y mi competencia como una figura política emergente en un país, como usted dice, machista. Nicanor tiene su espacio y yo tengo el mío.

- ¿Cuánto gasta el oficialismo en esta campaña?

- Estamos haciendo cuentas y estamos juntando el dinero para completar los recursos que hacen falta para la campaña. Nosotros nos movemos con la máxima modestia, con austeridad.

- ¿Cómo quedó ese caso del avión de la ANDE que la transportó a Pedro Juan?

- Ese es un tema que ya se clarificó. El fiscal ha sacado una resolución. A mí me dio una dura lección y aprendí y entonces, ahora tomo mis precauciones.

- Los vehículos del Estado se usan a diestra y siniestra en la campaña.

- Nosotros le pedimos a la gente que no se vaya en vehículos del Estado. Yo fui ministra muchos años. Nunca hice un mal uso de un bien del estado. Procuramos evitar. En el diario sale: “Vehículos del Estado en acto de Blanca”. Si algún desaprensivo se va y lleva el vehículo, bueno, no sé si hace para perjudicarme. Pero nosotros nunca vamos a promover y decir: “vengan si qué con los vehículos del Estado”. Yo siempre he cuidado mi conducta.

- Algunos comentan que no le queda bien a usted denostar contra sus rivales políticos, seguramente porque nunca la vieron en esa pose de política...

- Yo no he denostado contra nadie. Solamente trato de marcar las diferencias...

- ¿Con Castiglioni?

- Por supuesto. Pero yo no he denostado. Al contrario, ellos son los que han dicho de mí “títere”, que es lo más suave que escuché de los demás candidatos. Pero estoy acostumbrada a tratar con varones. Lidié con ellos siempre...

- ¿En las discusiones?

- Discuto de igual a igual los argumentos con los hombres.

- ¿Grita?

- No. No grito. Soy mesurada. A veces el paraguayo también necesita que se le eleve la voz para que entienda. Si es necesario, soy capaz de elevar la voz y golpear la mesa.

- ¿No fue nunca más lejos?

- ¿Cómo?

- A los puños...

- No. Yo creo profundamente en la racionalidad del hombre. Confío en la nobleza del hombre. Así he administrado el Ministerio de Educación y he procurado siempre construir.

- ¿Siente discriminación de sus rivales?

- Por supuesto. ¿Qué dijo Alderete?

- ¿Qué dijo?

- Me ha descalificado en forma categórica como candidata por el hecho de ser mujer. Incluso se toma en forma peyorativa el hecho de la cartera, como una cuestión que estigmatiza a la mujer. Y yo no tengo temor a emocionarme, a indignarme. Algunos me quisieron tachar porque lloré.

- ¿Lloró? ¿Por qué?

- Lloré de indignación. Llorar es muy humano. Es natural.

- ¿Se puede saber por qué lloró?

- Una vez lloré en forma pública por ese asunto del vaso de la leche.

- Claro, la acusaron de haber desviado la plata...

- Hoy usan esa falsedad en mi contra en la campaña. Hacen decir que yo me robé la leche de los niños. ¡Jamás!

- ¿En qué quedó esa historia?

- Fue un problema administrativo. En una excelente actuación de la fiscala Rocío Vallejos, ya se juzgó y se condenó a 8 personas que han tenido mala fe y han actuado mal en ese tema. Yo contribuí para que esto se clarifique.

- ¿Qué tiene previsto para Itaipú? Se le atribuye al gobierno de Duarte Frutos no haber avanzado demasiado.

- ¿Le parece poco haber logrado la eliminación de la doble indexación que estaba sumando? ¿Cuántos años han pasado y ningún gobierno pudo lograr? Nicanor lo logró.

- ¿Usted tiene un plan sobre ese tratado tan polémico?

- Hacer un gran debate nacional, conocer mucho más a fondo y con rigor la realidad. Es importante. Me doy cuenta de que mucha gente habla y no tiene toda la información, por una parte. Por otra parte, yo estoy convencida de que nosotros tenemos que generar las condiciones políticas, tanto en nuestro país como procurar lograr acuerdos y generar también una corriente de opinión favorable a la renegociación del Tratado. Estoy de acuerdo con que nosotros tengamos que renegociar el Tratado y tener un pago más justo por el precio de nuestra energía.

- ¿Usted habló con algunas de esas candidatas, bueno, ya presidentas, como la señora Kirchner o la señora Bachelet?

- Con la señora Bachelet hablé varias veces. Ella incluso me dijo una vez que, “antes de tomar decisiones, te espero en Santiago, vamos a hablar”. Cuando la última vez que nos vimos, con la Bachelet hablé muchas veces. Yo la considero una amiga. Cuando la condecoré en Colombia, que fue muy promocionado en Chile, pero acá desgraciadamente en la prensa no tuvo eco. Incluso estuvo un periodista de ABC invitado por la organización y no publicó nada. Ni una línea. Por lo visto no era “una buena noticia”.

- ¿Ellas le recomendaron algo, le dieron algún consejo?

- La señora Bachelet me llegó a decir que los hombres son muy machistas y que a ella le jugaban duro. Pero ella, con gran inteligencia y con el apoyo político de sus aliados en el Parlamento, los miembros de la Concertación, ella está haciendo un buen gobierno.

- ¿Hay que adoptar alguna pose de varón en esta campaña?

- No. En absoluto. A mí no me sale. Yo soy mujer y no procuro parecerme a nadie. Soy como soy. Tengo mis valores, mis convicciones y una extraordinaria fe en el futuro del Paraguay. Estoy convencida de que voy a lograr que toda la sociedad se movilice en una visión de destino compartido que como nación necesitamos para poder salir adelante. En mi gobierno se va a cambiar la fisonomía del Paraguay. El ferrocarril Carlos Antonio López va a funcionar al segundo año de mi mandato. Vamos a hacer el puente esencial de la red ferroviaria interoceánica. El Paraguay va a mejorar notablemente.

- ¿Haría un gobierno compartido con la oposición?

- No. Yo voy a promover el diálogo nacional en favor de las metas. Voy a convocar a la oposición, a la bancada de mi partido. En el Senado va a estar Nicanor Duarte Frutos. El va a ser un aliado esencial que me va a apoyar para hacer yo un buen gobierno.

- Los opositores liberales y del movimiento de Lugo adjudican a Nicanor la salida de Oviedo de la cárcel para ayudarla a usted en las elecciones. ¿Influye de alguna manera?

- Lino Oviedo ha fundado un partido y tiene su padrón. Yo creo que ya casi no hay oviedistas en el padrón colorado. Así que ese es un mito. Lino Oviedo, por imperio de la justicia, ha recuperado su libertad. Por eso yo creo, y tengo extraordinaria fe que el 15 de agosto de 2008 termina la transición paraguaya y empieza definitivamente la era democrática con una alternancia real, porque por primera vez en la historia una mujer paraguaya va a ser presidenta de la República.

- ¿Qué va a marcar este final de la transición?

- Porque terminará la manipulación de las instituciones en favor de limitar y cercenar la participación del adversario en las elecciones. Todos van a tener oportunidad de participar. Y todos, en comicios libres y limpios, van a permitirnos un gobierno legítimo en el próximo período. Y ese gobierno va a requerir que la minoría coopere para salir adelante. Por eso yo, en todo momento, voy a poner en la mesa los grandes temas nacionales y voy a convocar a un diálogo y a un acuerdo sobre metas de desarrollo que nos vamos a proponer. La agenda de competitividad nacional va a ser esencial para construir un consenso.

- ¿No le impugnaría a Lugo?

- De ninguna manera. Siempre dije que no lo impugnaría, aun cuando referentes de mi partido decían que había que impugnarlo.

- ¿Cuál es su opinión de Lugo?

- Yo no lo impugnaría a pesar de que para mí, como católica, él sigue siendo obispo. Yo respeto la autoridad del Papa. Yo leí la carta del Papa. Es clarísima. No le dio la venia. Pero si las instituciones democráticas de nuestro país lo habilitan, ¿por qué lo vamos a impugnar?, porque eso es lo que va a legitimar la democracia. La legitimación del próximo gobierno significa que todos hayan tenido oportunidad de participar, que a nadie se le haya negado esa participación. De ahí va a surgir el gobierno legítimo que este país necesita para ir afirmándose en democracia. Ahí va a terminar la transición y empezaremos la era democrática.

- ¿Usted está con Chávez o con Bush?
- Ni con Chávez ni con Bush. ¿Por qué debería estar con alguno de ellos? Yo observo y respeto la soberanía de ambos países. Nuestro país, como soberano, tiene que tener la absoluta libertad de hacer acuerdos, negocios, con los países que quiera. Pero no me pregunte si estoy a rajatabla con alguno de ellos. Hay aspectos positivos en el gobierno de ambos que nosotros podemos apoyar en las relaciones bilaterales, en el marco de nuestra libertad.
 
- Conste que ayer nomás, Nicanor dijo: “Estados Unidos nos abandonó”.
- Y muchos años, el Norte dejó de mirar el Sur. Eso es indiscutible. Ahora, hay una nueva mirada, un interés. Yo creo que el programa Umbral es una muestra. Y Chávez está haciendo un gobierno en un país inmensamente pobre y está instalando un modelo que va sumando simpatía dentro de su país. Es absolutamente respetable para nosotros.
Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Asunción, 3 de diciembre del 2007