Martes, 23 de Octubre de 2018
img

El que gana la consulta gana la intendencia de Asunción

Franklin Boccia, candidato a intendente de Asunción por el partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), asegura que si tanto él como Ricardo Canese y Miguel Carrizosa participan juntos de la consulta popular “a padrón abierto” este 29 de setiembre, el que resulte ganador de la contienda será electo intendente de nuestra capital en las elecciones municipales del 7 de noviembre.

–¿En qué va a consistir la votación para que se elija entre usted y Canese?    
–Vamos a consultar a los ciudadanos de Asunción sean del partido que fueren, estén o no afiliados, pero que figuren en el padrón electoral de la capital.    

–¿Los colorados pueden participar?    
–Pueden participar los colorados, los de Unace, el que quiera ir a votar.    

–¿Dónde hay que ir a votar?    
–Vamos a habilitar los locales estándar de votación, 140 locales, unas 500 mesas electoras. Son los mismos locales que se usarán el 7 de noviembre con menos cantidad de mesas, ya que hay un solo boletín.  Va a ser una votación común y silvestre, solamente que votan los que quieran ir a votar.    

–¿Qué implica que voten los colorados y los de Unace?    
–Unos dijeron  que podrían marcar tendencias, pero resolvimos que entren todos en un espíritu de amplitud, de que todos puedan aportar su voto. Al final es una consulta ciudadana y no podemos dejar a nadie de lado.    

–¿Cuál sería el porcentaje para cada uno?    
–El partido ganador de la consulta lleva el 40%, el perdedor el 30% y estamos dejando el 30% restante para armonizar con otros partidos  que se integren...    

–¿De Patria Querida?    
–Lo que tenemos hasta ahora son conversaciones preliminares con el PDP (Partido Democrático Popular de Rafael Filizzola).  Hay algunas conversaciones con la gente de Patria Querida. Este lunes estaríamos conversando con mayor profundidad con ellos.    
    
–¿Para ellos sería el 30% restante?    
–Ofrecerles el 30% y que aquellos que tengan candidatos a intendente participen de la  elección que vamos a llevar adelante...    

–Si es así, participarían Canese, Carrizosa y Boccia...    
–En principio Canese y Boccia. Si acepta Carrizosa, también Carrizosa...    
    
–¿El trío contra el partido Colorado y el partido Unace?    
–Sumados los tres, prácticamente el que gana la “interna” del 29, estaría ganando las elecciones. Esta propuesta es bien clara, repito. El porcentaje es 40%, 30% y 30%. Es una buena propuesta para cualquier candidato.    

–¿Quién financia el costo de las elecciones?    
–Vamos a ir parte y parte. No debe tener un costo demasiado alto pero vamos a ir mitad y mitad con Frente Guasu si es que seguimos los dos solos.
    
–¿Es cierto que el Partido Liberal va a gastar 30.000 millones en las elecciones?    
–Sí, pero en todo el país: una emisión de 10.000 millones en bonos, y alrededor de 20 en efectivo. Son 238 municipios. Pretendemos ganar entre 100 y 110.    
    
–¿Cuánto sale una campaña agresiva en Asunción?    
–Lo que más carga tienen son las gigantografías. La televisión es lo más caro. Por suerte, los tiempos son relativamente limitados para medios masivos y para televisión. Unos 1.500 a 2.000 millones es buen dinero para cubrir los gastos sin que sobre dinero para tirar por la ventana. Para esta elección a padrón abierto, cada partido va a correr con sus gastos. A partir del 29 de setiembre, si se hace ese día la consulta, hasta el 7 de noviembre,  pactamos un porcentaje 80-20 ó 70-30. Posteriormente, se retornarán los gastos en la misma proporción. Todo está claro. No hay lugar a discusión.    

–¿Carrizosa se integra?    
–Imagínese, estamos prácticamente tres grupos: Frente Guasu, Liberal y PDP. Si Carrizosa no viene estaría en una situación apremiante, muy incómoda...    

–¿Sin posibilidades?    
–Decir: “no quiero aliarme” ya le podría traer votos en contra...    

–¿Manifestación de inseguridad?    
–Sí, señor. Lo que vamos a hacer es una elección antes de la elección. La alianza  fue una idea que yo tuve el día que me lancé. No es la primera vez...    

–¿De otra forma no tienen chance?    
– No es un asunto de miedo. La idea es hacer un frente grande de dirigentes importantes. Los candidatos para Asunción son muy buenos, todos. La mejor manera, la más democrática, la más participativa de elegir es el padrón abierto. Nunca se probó. Es una experiencia nueva. Queremos hacer de esto una fiesta...    
    
–¿Los colorados y los de Unace no podrían inclinar la balanza hacia un candidato que no tiene el perfil de ganador?    
–Algunos, en la mesa de discusión decían que los colorados pueden inclinar la balanza. Pero yo no sé si  van a poder, si van a querer gastar plata en la interna de otro partido. Yo convoqué a los 50 líderes de los comités liberales de la capital y el debate se centró en ese tema. Al final todos coincidimos en que hay que ganar nomás luego.

–¿Qué ofrece usted como candidato?    
–Mi experiencia. Soy el más viejo de los candidatos.    

–¿Cuántos años tiene?    
–Tengo 65 años. Hace 40 y poquito que soy ingeniero electromecánico. He vivido de mi profesión toda la vida. Fui jefe de taller de  empresas viales grandes. Tengo un bagaje profesional de tantos años de vida en obras, que me acerca muchísimo al perfil de esta función, justamente lo que la municipalidad necesita.    

–Se decía que usted vino no muy convencido, por su salario de 50 millones  en Itaipú.    
–Es cierto. Decían que no me animaría a dar este paso. Pero el sueldo no es todo en la vida...    

–¿Cincuenta millones?    
–Yo tengo una vida regularmente buena. No soy ni rico ni pobre. Vivo bien. He juntado algo de dinero en toda esta carrera de ingeniero. Le he ofrecido al país y al partido mis servicios por años. Usted me conoce de los años duros que vivimos en la calle protestando contra la dictadura. Nunca me quedé congelado como un burócrata en un puesto. Soy hombre de acción...    

–¿Le tiraron el fardo, como quien dice?    
–Para mí es un reconocimiento. Resulta que el partido venía muy mal desde el 20 de abril. Se dividió. Perdió  institucionalidad. Los ministros se convirtieron en los jefes partidarios, hasta que se hizo cargo del partido doña Amanda Núñez. Después vino la elección. Los liberales estamos tomando las cosas con madurez..

–No ocupaba cargos de liderazgo...    
–No, no ocupaba, pero fui jefe de campaña de Federico (Franco), jefe de campaña de la infantería de Lugo...    

–¿Infantería de Lugo?    
–Sí. El jefe de campaña era López Perito, pero el que manejó la parte terrestre, las caminatas, las recorridas y vueltas por todo el país fui yo de alguna manera. Siempre estuve cerca. En Itaipú nos pusimos a trabajar para recuperar algo de la dignidad y la soberanía del Paraguay entregada por tantos años. Esta vez, la misión es involucrar a una mayoría de asuncenos en este proyecto.    

–¿Cuáles son sus proyectos más prioritarios?    
–Usted sabe que los proyectos de todos los candidatos son casi los mismos, algo que se viene repitiendo desde hace 20 años: el tránsito, los baches, el transporte, la cloaca. La basura hoy está un poquito mejor pero sigue siendo un problema serio. No hay que bajar la guardia. Mi política va a ser mantener una relación armónica con los distintos estamentos, entre ellos Essap, y gastar lo que hay que gastar para asegurar que no se revienten las calles.    

–Evanhy no consiguió mucho con Essap ni teniendo encima un gobierno colorado...    
–Su peor época como intendente fue cuando tuvo a Nicanor Duarte Frutos como presidente. En el período de Lugo su administración mejoró considerablemente con la plata que le dio Itaipú. Le puso 4 millones de dólares para viaductos...    

–¿Qué de positivo puede traer una nueva alianza, que no sea una bolsa de gatos?    
–Desde la época de Bruno Guggiari, el intendente liberal que murió en el cargo en 1933 no se invierte tanto en la capital como hace hoy el gobierno del presidente Lugo.  Nunca hubo plata del estado paraguayo invertido en Asunción. En estos momentos hay 300 millones de dólares en inversión programada. Todo eso tiene que coordinar el próximo intendente. Otra ventaja que tendrá el próximo intendente es la ley de capitalidad. Son 30 millones de dólares, un dinero muy importante para gastos de obras. Bien usada esa plata traerá un gran beneficio al municipio. Escucho que dicen siempre por ahí: “Asunción le da las espaldas al río”. “Hay que volver a mirar al río”. Con la cloaca, la basura y con Cateura en la punta sur de Asunción, el río Paraguay no es mirable ni usable. Le habla un viejo conocedor del río Paraguay. Voy de pesca, de paseo...    

–¿Cómo va a encarar a la clientela política que hace gimnasia por entrar con usted?    
–Yo soy un hombre de mucha trayectoria en mi partido. A mí cualquier presidente de comité no va a venir a zapatearme. Me va a hablar de abajo para arriba o máximo de igual a igual. Diferente es cuando los papeles se invierten: que alguien venga a hablarle imperativamente porque cree que tiene deudas con él.  En ese sentido voy a ser mano dura.    

–Siempre quieren  usar de trampolín la municipalidad...    
–Para mí la municipalidad no es ningún trampolín, para los más jóvenes, por ahí puede ser. Yo ya pasé por todos los cargos.  Yo lo que quiero es que la gente se acuerde de mí por mis obras, como hasta hoy se acuerdan de Bruno Guggiari. Entre mis proyectos está rearborizar la ciudad, justamente  en homenaje y recordación  a ese gran hombre liberal como fue Guggiari, gran intendente que ya tuvo la idea de la Franja Costera. El arborizó Asunción...    

–¿El que plantó las naranjas que se hicieron tan famosas?    
–Claro. El fue el que plantó los árboles de porte medio. En Mendoza, hace 30 años su intendente plantó un millón de árboles. Hoy esa ciudad es  un jardín...    

–Asunción también tiene mucho de verde, de rosado en estos días. Se ve de arriba.    
–El verde que tiene Asunción es un verde muy particular y muy atractivo...

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Domingo, 5 de setiembre de 2010