Jueves, 18 de Octubre de 2018

Informe sobre libertad de prensa y expresión en Paraguay

Informe sobre libertad de prensa y expresión en Paraguay durante el año 2000

Por Magdalena Riveros de la Secretaría de Derechos Humanos del Sindicato de Periodistas del Paraguay (SPP)


Cuadro General

La labor profesional de periodistas y trabajadores de prensa, y de los medios de comunicación en sí, se vio afectada en el 2000 por una serie de situaciones que indica que al finalizar el siglo XX no se tuvo garantías suficientes para el desarrollo de la libertad de expresión y derecho a la información en el país.

Durante el 2000 tanto periodistas y trabajadores de prensa y Medios de comunicación sintieron los efectos de excesos cometidos por parte de personas u organismos vinculados a los Poderes del Estado, como el Poder Ejecutivo y el Poder Judicial. En los casos sucedidos hasta se pisotearon normas legales y las propias garantías constituciones y de pactos internacionales para el ejercicio de la libertad de expresión. Los Poderes del Estado deberían ser los principales impulsores del respeto del Estado de Derecho.
 
Intentona de golpe de Estado y su repercusión en periodistas:
Las medidas adoptadas por el gobierno durante el Estado de Excepción, también llegaron a aplicarse al sector de los periodistas.
 
Hugo Ruiz Olazar, periodista del diario ABC Color y a la vez corresponsal del diario Clarín de Argentina y de la agencia AFP, fue incluido el 20 de junio en la lista de personas que debían ser detenidas por su supuesta participación en el intento de golpe de Estado. Ante la reacción de críticas que originó la inclusión de Ruiz Olazar en ese listado, voceros del gobierno indicaron el 21 de mayo que tienen pruebas de la participación del periodista en la intentona del golpe y que será elevado a la Justicia. Esas pruebas no llegaron a ser presentadas.

El 26 de mayo, el Presidente Luis González Macchi, en una carta a organizaciones que protestaron por el hecho, manifestó que la orden de detención de Ruiz Olazar fue por dar muestras de estar encubriendo al prófugo Lino Oviedo y que no guarda relación con el Estado de Excepción. Esta acción del Poder Ejecutivo fue considerada que no ajustaba a la normativa legal vigente.

Al expedirse la orden de detención, Ruiz Olazar se refugió en el local de ABC Color, hasta que se levante el Estado de Excepción, el 31 de mayo. Luego, el 14 de julio estuvo algunas horas demorado en el aeropuerto internacional de Asunción, cuando se predisponía viajar a Buenos Aires. Fue porque la Policía lo tenía con detención pendiente. Quedó libre una vez aclarado que su caso no fue derivado a la Justicia y al dejar de regir el Estado de Excepción no tenía responsabilidad alguna que cumplir

Paraguay, octubre de 2000


Este documento es publicado en la internet por Equipo Nizkor y Derechos Human Rights