logo

facebooktwitterrss

Prefirió renunciar a seguir calentando la silla en el ministerio

Renunció porque no quería seguir calentando la silla del viceministerio de Industria sin poder hacer nada, una dependencia capital del gobierno en cualquier parte del mundo. José Vargas Peña, hijo del veterano empresario Hernán Vargas Peña, cuenta en esta entrevista su breve  experiencia como viceministro, frustrada por la “máquina de impedir”, la burocracia estatal.  Nadie le llevó el apunte  cuando trató de limpiar y ordenar su repartición. Sigue  duro el conflicto bifronte entre el gobierno del cambio y el simple cambio de hombres.

- ¿Renunció por desavenencias con el ministro (Francisco) Rivas?   
 - No de orden personal. Para mí, las diferencias de criterios que pudimos haber tenido no deberían afectar el aspecto personal. Pero llegué a la conclusión de que en el contexto en el cual me movía no iba a ser útil. Tenía presupuesto cero y las propuestas que yo enviaba se perdían  en algún remoto cajón de escritorio. En estas condiciones es difícil desarrollar un trabajo eficiente. Mi obligación como funcionario era servir al público. En vez de estar calentando una silla que no me corresponde, preferí dejar mi lugar a otra persona con más suerte o con mayor habilidad que yo tal vez en estos menesteres y decidí  volver a retomar mis empresas.    

- ¿No se puede hacer nada?    
- Nada de nada. (sonríe con ironía). Hasta la persona de confianza que contraté -la jefa de gabinete- pagué de mi bolsillo. Salieron comentarios de baja estofa por esa contratación. No los voy a contestar por ser falsos de toda falsedad, muy fáciles de comprobar. Hicieron poner en los diarios que ella ganaba 4 millones de guaraníes y en realidad no percibió más sueldo del que yo le pagué de mi bolsillo. Aparte, pedí sumarios y auditorías por hechos, algunos de ellos muy burdos pero no me llevaron el apunte. En fin, ha habido cuestiones como esas que determinaron que yo diga: “evidentemente no hay confianza en mi gestión, mejor me voy”. Lo que siento es que no se haya terminado de elaborar el proyecto de política industrial que pensábamos enviar al Congreso. No tenía medios.    

- ¿Un viceministro de protocolo?    
- Y claro.    

- ¿Es la constante de los ministerios?    
- No, no. Yo no puedo hablar por otras dependencias. Es una corta experiencia de un empresario del sector privado que se fue a trabajar por unos  cuantos meses (desde mayo) al sector público. Por ejemplo, hemos iniciado una experiencia con el tema de las ropas asiáticas. Ahí sí tuvimos una plena colaboración de la Secretaría de Tributación.    

- ¿Para cortar con las ropas asiáticas?    
- No es cortar. Hicimos que la valoración de esas ropas sea la que corresponde, porque estaban subvaloradas. Por ejemplo, entraban pantalones, aproximadamente a 1.500 guaraníes por pieza de valoración. ¿A usted le parece que un pantalón pueda valer 1.500 guaraníes? Las camisas, lo mismo. Entran entre 260 ó 280 millones de prendas. Para darle una idea, el Brasil, con 200 millones de habitantes, importa 170 millones, menos que Paraguay.    

 - De aquí se reexporta lógicamente, por eso son tantas...    
- El problema más grave, ni siquiera es eso. Esas ropas asiáticas que ingresan bajo un sistema de dumping (precio por debajo del costo) pueden tener un valor tan bajo debido a que se hace con materia prima reciclada, que según informes que hemos recibido son tóxicas y pueden afectar la salud humana. No tenemos comprobada la denuncia, pero en la práctica, como consecuencia de la irregularidad, los países vecinos empezaron a bloquearnos, no solamente en asuntos de ropas sino en otros productos también. Si nosotros no demostramos que somos serios con nosotros mismos, vamos a seguir exportando paraguayos en vez de exportar productos paraguayos. Las cosas van a seguir igual mientras sigamos permitiendo el contrabando, la subvaloración, la triangulación y le cerremos los caminos a la industrialización.    

- Muchos están convencidos de que este es y debe seguir siendo país agrícola-ganadero. Además no tiene economía de escala (producir más a menor costo).    
- Los industriales paraguayos hemos sobrevivido a pesar de no tener economía de escala, y a pesar del contrabando y la informalidad. No se trata de generar condiciones para nosotros, los que hemos sobrevivido. Se trata de darle posibilidad a ese microempresario que hoy no puede desarrollar su trabajo, porque lo que hace es más caro de lo que viene de China, porque lo que viene de China viene con una política de dumping, que es una práctica comercial que está condenada en el mundo. Nadie puede pelear contra el dumping.    

- ¿Tenemos que hacer dumping también nosotros o qué?    
- No. Hay que generar condiciones tomando medidas. Nuestros vecinos (Argentina y Brasil) nos permiten circular por sus territorios con el tomate, pero cuando ya está podrido, después de retener el producto en la frontera.    

- ¿Qué podemos hacer? 
- Reciprocidad.    

- ¿Ojo por ojo? Ahí vamos a perder. Somos mediterráneos.    
- Y no tenemos alternativa. Necesitamos recurrir a la reciprocidad para tener algo con qué negociar y después sentarnos a la mesa de negociación. Como gente digna que tenemos que ser, tenemos que asumir posiciones dignas y valientes porque, o si no, qué viabilidad tiene un país que dice: “somos tan chicos que no nos podemos defender”. ¿Quiere decir que nos pueden hacer todo lo que ellos quieren? Para eso, hoy día hay organismos internacionales que protegen a los más chicos de los más grandes. Si no defendemos nuestras fortalezas, van a seguir tratándonos como nos tratan.    

- ¿Cuáles son nuestras fortalezas?    
- El área energética. Paraguay debería ser el corredor natural de la distribución de energía de toda Latinoamérica. Por desidia, ex profeso no se han tomado las medidas para que Paraguay pueda consumir su propia energía.    
 Otra cosa, el Paraguay debería haberse convertido en el paso de rutas y ferrocarriles de toda la región. Ese es un desafío que tenemos para el futuro, que va a dar muchísimo trabajo y mucha riqueza al Paraguay. Pero hoy, si usted mira el mapa, el Paraguay aparece como una especie de plazoleta de la que los territorios vecinos se desvían.    

- ¿Por qué se desvía?    
- Porque  no somos lo serios que debemos ser y no hacemos lo serio que debemos hacer.    

 - En teoría ¿qué es lo primero que debemos hacer?    
- Yo digo que las líneas que vienen de Itaipú están más allá de sus posibilidades. Las líneas que vienen de Yacyretá están por debajo de sus posibilidades, pero no se pueden mezclar los dos sistemas porque Itaipú va a aplastar Yacyretá si es que se conectan en directo. Entonces hay que ponerles un sistema para poder tomar más energía de Yacyretá que no podemos tomar en este momento. Hay que hacer inversiones en las líneas de distribución. Hay que mejorar la administración de la ANDE, computarizarlas, sistematizarlas. En fin, no se encara con la decisión necesaria el tema energético ni el financiero.    

- ¿Cómo es el financiero?    
- El régimen bancario-financiero está hecho para Suiza, no para Paraguay, que tiene una informalidad no menor al 70%. Ni Estados Unidos ni Japón aplican las normas que se aplican acá.    

- ¿Exigencias leoninas?    
- Ni siquiera yo diría leoninas. Diría más bien inadecuadas. Yo felicito a algunas financieras que explotan el sector de los microempresarios. Escuché que tienen 98% de recuperación de sus créditos. Entonces, tenemos que encontrar el mecanismo. Antes de salir del ministerio veníamos analizando de qué manera el dinero puede fluir con mayor facilidad hacia la gente que no tiene garantía. Pensamos en un sistema que se llama “empresas integradas”. Se dan créditos a través de empresas que sí son sujetas de crédito, que a la vez canalizan el dinero a aquellas personas que no son sujetas de crédito.    
El ejemplo típico es lo que fue en algún momento el algodón. El dinero fluía a través de un acopiador, que sí era un sujeto de crédito. Este distribuía anotando en su cuaderno. Bien o mal, el dinero llegaba al punto final. Lo que pasa hoy es que el dinero ya no llega.    

- ¿Hay fondos para romper ese glaciar en el que estamos sentados?    
- Sobra plata. El Paraguay es pobre porque están mal administrados los recursos y porque dejamos que los hechos nos ganen. Pregunte en el Banco Central cuánto dispone la banca privada para créditos. ¿Cuánto tienen guardados (los bancos) en letras de regulación monetaria que cuestan miles de millones  al Paraguay todos los años?    Hay dinero y no hay  tomadores.    

- ¿Por qué?    
- Y porque la economía está parada.    

- ¿Y por qué está parada?    
- Y porque hay una serie de factores que tenemos que trabajar. Ahí entra otra vez a jugar la política industrial. Los grandes proyectos traen su financiamiento consigo y nosotros tenemos que trabajar para el micro y el mediano...    

- Justamente para ellos no hay dinero.    
- Tenemos que corregir estructuralmente este país. No va a bastar con dar dinero nomás. No va a bastar con dar energía nomás.  El cambio debe venir desde el sector privado y en consonancia con el sector público. Lo que tenemos que hacer de una buena vez es cambiar, pero empezando por respetar la ley y generar un esquema de seguridad jurídica que haga que cualquier inversión, desde la más chiquita hasta la más grande, se convierta en una herramienta de desarrollo industrial. El ambiente de negocios debe ser propicio para que los proyectos no queden a la vera del camino.    

- ¿Hay una autocrítica que le hace al Gobierno?    
- Yo creo que lo cotidiano, o sea el árbol, no está permitiendo ver el bosque. Hay que retirarse un poco y ver en su conjunto el problema. El Paraguay es un país inequitativo que hay que resolverlo y no vamos a resolverlo con las herramientas que hoy tenemos.    

- ¿Es la inercia, es el imán de la vieja estructura los que atan y no permiten al Gobierno producir cambios?    
 - Es el presidente de la República, elegido por el pueblo, el que debe convocar y conciliar los diferentes intereses para que esto camine.    

- ¿Con esa hostilidad permanente cree que se puede generar un clima  positivo?
- Generalmente, sentarse a una mesa de negociación dentro de un clima de hostilidad no conduce a ningún buen resultado.    

- El último caso: se acusa al luguismo de haber mandado al campesino Elvio Benítez a provocar al Congreso. Los congresistas lo mandaron echar. Es un toma y daca.    
- Nadie gana con las provocaciones, solo los pescadores en río revuelto. Tenemos que hacer un gran pacto nacional para darle seriedad a este país, donde tienen que estar incluidos los poderes del Estado y los dirigentes más representativos. En forma aislada, nadie va a sacar nada a favor de los intereses generales. Tenemos que alcanzar unanimidad en temas básicos para desarrollar una agenda nacional fuera de discusión. De lo contrario, no faltará quien le meta el palo a la rueda para que veamos pasar  así otra oportunidad perdida.

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Domingo, 11 de octubre de 2009

RENUNCIA DE MADURO ES UNA POSIBILIDAD

Venezuela es un drama tremendo, afirma diputado

Venezuela es un drama tremendo, afirma diputado

Venezuela es un drama tremendo. Por eso la gente ya no tiene miedo a las balas, describe el diputado venezolano Leomagno Flores, uno de los puntales de la movilización popular “Basta ya”, que se manifiesta contr ...

 

Paraguay Watches Odd Urban Gold Rush

Paraguay Watches Odd Urban Gold Rush

They appeared out of nowhere, making a mess, operating without a permit and disrupting the football season by luring gawkers. But who can resist 10 tons of buried gold? That's what a team of 20 men ...

 
Paraguay no debe volver aceptando la incorporación de facto de Venezuela y su presidencia

La única opción de Paraguay en el Mercosur

El presidente electo del Paraguay, Horacio Cartes, y sus asesores han expresado que el país no retornará a un Mercosur presidido por Venezuela, país incorporado ilegalmente como miembro pleno ...

 
TRENTO Y SUS ENFERMOS TERMINALES

Paraguay tiene una capacidad de sufrimiento como nadie...

Paraguay tiene una capacidad de sufrimiento como nadie...

“Conozco otras culturas y comparo con esta del Paraguay y llego a la conclusión de que este pueblo tiene una capacidad para sufrir y soportar el sufrimiento como nadie”, señala el padre ...

 
“CREO QUE ALGO APORTÉ AL FÚTBOL”, AFIRMA

Leoz aclara que se fue de la Conmebol por cansancio y no por corrupción

Leoz aclara que se fue de la Conmebol por cansancio y no por corrupción

El expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Nicolás Leoz, aclara que se retiró del fútbol por cansancio y no por las acusaciones de corrupción que se vent ...

 
FUERA DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y NACIONALES

Jueces electorales deben atender pleitos en la justicia ordinaria

Jueces electorales deben atender pleitos en la justicia ordinaria

El conocido especialista en asuntos electorales Rigoberto Zarza, con más de 30 misiones como observador de elecciones en el exterior, recomienda optimizar los gastos del Estado y sostiene que los jueces de ...

 

Paraguayos preparan quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Paraguayos preparan quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Los paraguayos se aprestan este fin de semana a quemar sus Judas en la Fiesta de San Juan, una tradición de la colonia española profundamente arraigada en la cultura popular, que tiene el sello guar ...

 
ALARMANTE CANTIDAD DE MUERTES Y DE CESÁREAS

Salud de la mujer debe ser prioridad de Cartes

Salud de la mujer debe ser prioridad de Cartes

  La alarmante cantidad de muertes de mujeres en el parto y de cesáreas innecesarias tiene que estar entre las prioridades de Horacio Cartes, según el médico obstetra Vicente Battagl ...

 
ABREU PROPONE CONFERENCIA DIPLOMÁTICA ENTRE PRESIDENTES

“Mercosur es un velorio de cuerpo presente, no existe”

“Mercosur es un velorio de cuerpo presente, no existe”

  El excanciller del Uruguay Sergio Abreu, precandidato a presidente de su país con miras a las elecciones de 2014, pega duro a los gobernantes del Mercosur y de la Unasur. “El Mercosur es u ...