Martes, 23 de Octubre de 2018

Paraguay tiene que incursionar en la energía solar y eólica

Paraguay está en condiciones de ampliar su dominio en la producción de energía a base de su experiencia en hidroeléctricas, invirtiendo parte de sus ganancias en la exploración de la energía eólica (molinos de viento) y la energía solar, con el objetivo de abaratar aún más el precio para su territorio y pensando en vender en el futuro a sus vecinos. El ingeniero español José Manuel Páez, vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad Politécnica de Madrid, ofrece detalles de estas tecnologías, desconocidas por nosotros, pero muy difundida en España.

Páez, junto a Alfredo Moreno Cebrián, director académico de la Fundación Carolina, firmaron con Itaipú un convenio para financiar un intercambio de estudiantes de ingeniería entre los dos países, por espacio de cuatro años.
En ese lapso, 40 estudiantes paraguayos se especializarán en la Universidad Politécnica de Madrid y 72 españoles vendrán para aprender sobre la hidroeléctrica más grande del mundo.


Dados sus amplios conocimientos en materia de energía, interrogamos a Páez acerca de las posibilidades de exploración en el país de energías hasta hoy desconocidas para nosotros como las utilizadas en España.
Páez parte del ideal de la independencia energética invirtiendo en energía renovable, como la experiencia española en energía eólica (energía del viento) a través de gigantescos molinos de 80 metros de alto con aspas de 60 metros, la energía solar y la solar fotovoltaica, de conversión directa, bien solar térmica.


En ese sentido afirma que España es el país que tiene la mayor potencia instalada en generación de energía solar en el mundo.
“Pero hay otra forma de generación de energía, como los biocombustibles, la biomasa, por ejemplo el uso de excrementos de animales, el uso de residuos de la cosecha. Las energías renovables no van a sustituir en el corto plazo 100x100 a los combustibles fósiles. Pero poco a poco le van a ir ganando terreno”, explica.

–¿Paraguay puede condensar la hidroeléctrica con los demás sistemas de generación de energía?
–Lo importante es que se pueda jugar con todas las alternativas. La energía eólica se puede producir cuando hay viento. Si no hay viento no generamos energía eléctrica. Pero como es difícil cazar el momento que hay vientos con el momento de una necesidad de consumo, entonces hay que hacer algo más. 

–¿Y si no hay viento?
–Imaginemos la situación en que no hay viento y hay mucho consumo. La red tiene que ser capaz de proporcionar electricidad de otras fuentes, hidroeléctrica, térmica, nuclear. 

-Pero imaginemos lo contrario. Imaginemos una situación en que hay mucho viento y poco consumo. Si hay mucho viento y poco consumo parece sensato que no apaguemos los molinos, porque estaríamos desperdiciando esa generación. 
-Entonces, lo que se empieza a hacer en grandes sitios es almacenar esa energía eléctrica. 

–¿Cómo se almacena? 
–Con el diseño de represas que tiene más de un embalse. Cuando hay un exceso de energía eléctrica de fuente eólica, se toma agua de la represa inferior y se bombea a la represa superior para almacenar en energía potencial ese exceso de energía eólica. 

–¿En Paraguay es posible? 
–Dadas las cuencas que tienen en este país –no hablo de Itaipú sino de otros ríos embalsables– es una alternativa. La cuestión es estudiar los ciclos. Estudiar la potencia que se puede captar, diseñar una red que permita aportar al consumo toda la energía eléctrica producida por las fuentes intermitentes, que son por ejemplo el viento y el sol: viento y sol no hay siempre. Viento hay cuando hay. Sol hay solamente de día... 

-Por otro lado, cuando tengamos un exceso de energía renovable tenemos que ser capaces de almacenar esa energía y después transportarla. Por ejemplo, la energía que se genera en Itaipú tiene que ser transportada a otro sitio. Tendría que poder ser consumida en cualquier otro sitio de Paraguay. 
-El sistema tiene que ser capaz de regular esas aportaciones extras de la energía renovable con las demandas de consumo. Por ejemplo, ¿para qué vamos a gastar agua si realmente tenemos viento? Si tenemos viento, inyectemos energía eólica en la red para que el consumo sea fundamentalmente energía eólica. 

–¿Cómo vender afuera la energía?
–Las redes troncales tienen que estar conectadas con las fronteras. Si hay tres países fronterizos, es importante que las redes paraguayas entronquen con las de los países fronterizos. En algún momento de fuerte demanda de energía eléctrica se puede vender a la red vecina o comprar. 

–¿Paraguay necesita producir energía eólica, solar, si le sobra la energía hidroeléctrica? 
–Si Paraguay tiene capacidad de producir energía eólica y energía solar, ¿por qué no puede hacerlo? Usted puede venderlo a sus vecinos. La energía eléctrica hay que pensar venderlo como un barril de petróleo que finalmente termina alimentando para producir energía eléctrica.

–¿Qué energía es más cara?
–No hay nada más cara que una hidroeléctrica: se desvía un río, se vulnera el ecosistema. Tanto la energía eólica como la solar no depende de un combustible. Usted puede tener una inversión muy cara, por ejemplo, en molinos o en paneles solares, pero si produce una cierta cantidad al año, amortiza la inversión en equis años. Lo bueno de estas energías renovables es que son independientes del combustible. Le da independencia energética al país. No contamina la atmósfera. España, que es un país que compra casi todo su combustible, cuanto más se independice de las oligarquías del petróleo, mucho mejor le hará eso a su economía.

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Viernes, 24 de abril de 2009