logo

facebooktwitterrss

El lector cada día se traga menos los cuentos oficiales

Enrique Santos Calderón, director del prestigioso diario El Tiempo de Bogotá, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), relata en esta entrevista la trágica pero exitosa lucha de la prensa colombiana por su libertad. Hermano del ministro de Defensa de su país y primo del vicepresidente, Santos sostiene que, aunque difícil, su periódico ha logrado mantener su independencia ante un lector cada vez más crítico que cada día se traga menos los cuentos oficiales.

–¿El vicepresidente de Colombia es su pariente? 
–Francisco Santos, que fue jefe de redacción, es primo mío. Juan Manuel Santos, mi hermano menor, que fue subdirector del diario, es el ministro de Defensa. 

–Es una situación incómoda para un periódico... 
–Es una situación que mi periódico ha tenido que manejar con mucha sutileza. La presencia de dos miembros de la familia en el gobierno, a ojos de los lectores, compromete la autonomía del periódico. Hicimos esfuerzos muy especiales para demostrar que eso no es así, a tal punto que para mucha gente se nos ha ido un poco la mano por mostrar independencia y autonomía. 

–¿Es posible ser crítico así? 
–Nosotros hemos sido muy críticos del gobierno de Uribe, lo cual nos ha indispuesto con todo el sector del uribismo. 

–Los Santos estuvieron involucrados en la política de Colombia desde siempre... 
–Como en todos los periódicos de América Latina, en su origen, a comienzos del siglo XX, los periódicos eran políticos. El Tiempo era un vocero del Partido Liberal, uno de los dos partidos históricos. De hecho, el fundador, Eduardo Santos, fue presidente de la República entre 1938 y 1942. Recién a fines de los sesenta, principio de los setenta, las nuevas generaciones entramos a luchar por independizar el periódico. Infortunadamente para mí, en los noventa, en el siglo XXI, miembros de la familia Santos regresaron después de 40 años a la política. De todos modos, El Tiempo mantiene la imagen de ser el primer periódico del país, con una opinión editorial claramente independiente. 

–¿Cómo repercute en la familia? 
–Dio lugar a divisiones, a rupturas, a fricciones muy fuertes. Pero cada cual es dueño de sus ambiciones. Yo no le puedo impedir a ningún miembro de mi familia a involucrarse en política. Cosas parecidas se han visto con los Chamorro (de La Prensa) en Nicaragua, con los Miró Quesada (de El Comercio) en Perú. 

–La cuestión es estar siempre en la crítica... 
–El consumidor de medios es cada día más crítico, cada vez más escéptico. Cada día traga menos los cuentos oficiales. 

–Ustedes también tienen marcadas historias trágicas. 
–La historia colombiana está marcada de una forma trágica y dramática desde hace 30 años por la aparición del narcotráfico. El narcotráfico partió en dos la historia de Colombia. Contaminó y corrompió todos los estamentos del país. Los ochenta y noventa fueron una experiencia traumática. Para el periodismo fue una verdadera pesadilla. 

–Se inficionaron... 
–“Plata o plomo. Si no los corrompemos, los silenciamos”. Esa fue la consigna. La prensa fue la última trinchera que esta gente no logró intimidar ni penetrar. Por eso fue que Pablo Escobar y Gonzalo Rodríguez Gacha desataron una ofensiva sistemática contra la prensa que implicó el asesinato selectivo de editores, reporteros, dueños de periódicos. Dinamitaron locales de periódicos. Secuestraron periodistas y establecieron un sistema de amenazas e intimidación realmente escalofriante. Francisco Santos, el actual vicepresidente de Colombia, cuando fue jefe de redacción fue secuestrado por Pablo Escobar, encadenado 8 meses a una cama. 

–¿Usted qué era en ese entonces? 
–Era columnista. Me tocó irme dos veces del país por amenazas de Pablo Escobar. Nuestras oficinas en Santa Marta, Cali y Medellín fueron dinamitadas. El esposo de mi prima Juanita, hermana de Francisco, murió en el atentado que hizo Pablo Escobar contra un avión de Avianca. Practicaban barbaridades inconcebibles. Hemos vivido una dictadura del miedo que quisieron imponer estos carteles.

–¿Cómo pudieron soportarlo? 
–El hecho es que no logró callarnos. Escobar hizo matar al director del diario El Espectador, Guillermo Cano, a muchos redactores. Hizo volar el local del periódico... 

–Se puede decir que hasta liquidó El Espectador... 
–Claro. Pero todo eso tuvo un punto de inflexión en 1984. Cuando se produjo el asesinato del director, los periodistas dijimos “basta”. Organizamos entonces una manifestación gigantesca en todo el país. La gente salió a la calle para repudiar el asesinato. Luego hicimos algo sin precedentes en la historia del periodismo. 

–¿Qué fue? 
–Durante 24 horas, todos los medios de comunicación: radio, prensa y televisión fuimos a una especie de blackout (apagón) informativo. Colombia se quedó sin noticias durante 24 horas. No salieron diarios. La radio pasaba música clásica. La televisión no pasó una sola noticia. De esa forma tratamos de explicar a la sociedad lo que significaba silenciar a un periodista. No es un muerto más. 

–Es el mensajero de la sociedad. 
–Guillermo Cano, sobre todo, simbolizaba un periodismo muy valiente. Era el asesinato de un vocero de la comunidad. Como tercera medida, organizamos la divulgación sistemática durante tres meses de informes quincenales elaborados en conjunto por la radio, la televisión y la prensa escrita sobre los cárteles de la droga. Exponíamos quiénes eran, cuáles eran sus tentáculos, donde estaban, quiénes eran sus fichas... 

–¿Con sus nombres y apellidos? 
–Todo, todo aparecía, el mismo día, con la misma diagramación, en todos los periódicos. 

–¿De esa forma, para qué? 
–Para que no nos pudiera individualizar. Eran colectivos y anónimos. En la televisión aparecían los mismos informes. Fue una campaña hermosísima que impactó muchísimo. Se hizo entender que no nos íbamos a arrodillar ante los narcotraficantes. Ellos también acusaron el mensaje, de que no les iba a ser posible matarnos a todos, de que al final ellos son los que iban a perder. 

–En México ocurre algo parecido. 
–Nosotros nos estamos comunicando bastante con nuestros colegas mexicanos. Estuve ahora en esa zona norte de México, donde está tremenda la situación. Sinaloa, Hermosillo, Tijuana, son puntos donde los cárteles de la droga están salidos de madre. Dueños de la vida, matando, eliminando a los que se les pone enfrente. Es la ley del silencio la que pretenden imponer estos cárteles. Entonces, la prensa allá está asimilando mucho esa experiencia que hicimos después de la muerte de Guillermo Cano: cómo reaccionar en conjunto, cómo no dejarse individualizar, qué tipo de solidaridad debe operar, qué tipo de depuración de la fuerza pública hay que hacer... 

–¿Por qué la fuerza pública? 
–Porque siempre los fenómenos de corrupción policial son terribles. Esos son los auxiliadores de la mafia. 

–¿Cuántos periodistas muertos en Colombia de promedio? 
–Hasta hace poco, hasta el fenómeno mexicano, Colombia encabezaba sistemáticamente la lista de periodistas asesinados en cumplimiento de su oficio. El promedio fue de 7 a 8 asesinados al año. Desde 1999 en adelante, México nos sobrepasó. Por eso, hay que seguir martillando; si no, la gente se olvida. Si los propios periodistas no nos interesamos por nuestros colegas asesinados, o amenazados, imagínese... 

–¿Esas amenazas de Chávez contra su hermano, contra Colombia, tienen que ver con el periódico? 
–Chávez es un fenómeno que Colombia tiene que manejar con mucho cuidado. Hay una frontera común de 2.000 km, con un vecino con capacidad de desestabilizar. Es nuestro segundo socio comercial. Chávez tiene un encono con lo que él llama “el régimen colombiano”. No le gusta el estilo de democracia colombiana. 

–El se declara de izquierda y Uribe sería de derecha... 
–No, Chávez le ha dicho a Uribe de todo. Le ha llamado fascista, asesino, mafioso, paramilitar, mentiroso, gángster. Le ha dicho cosas nunca vistas en la historia de la diplomacia. Uribe no se ha dejado provocar. Ya estamos acostumbrados a las bravuconadas de Chávez, pero la prensa no puede jugar a patriotismos ciegos, porque eso es alimentarlo... 

–¿Qué respuesta le da la SIP a los que acusan a los propietarios de diarios de pertenecer a oligarquías locales que se niegan a soltar sus privilegios? 
–(sonríe) Esa es una vieja campaña contra la SIP que comenzó con Castro a comienzos de los sesenta, cuando se produce la expropiación de los diarios clásicos y se consolida el régimen marxista leninista en Cuba. Castro atacaba en simultáneo a la OEA y a la SIP: “La OEA es un ministerio de colonias de Estados Unidos”, “la SIP es un órgano al servicio del imperialismo yanki”, “sus directores son agentes de la CIA, lacayos del imperialismo, explotadores de periodistas...”. Es exactamente la misma terminología que utilizan hoy Chávez y Ortega. Lo que quieren en realidad es ocultar su intolerancia ante la libertad de prensa. A ningún gobierno de derecha, de centro o de izquierda le gusta que le critiquen. El grado de tolerancia frente a la crítica periodística indica el carácter democrático de un gobierno. Hay matices, pero en el continente hay países a los que tenemos identificados con la luz roja de emergencia. 

–¿Como cuáles? 
–Venezuela, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Honduras –a estos dos los tenemos en el radar– y Argentina, con un gobierno que se muestra prepotente manejando la publicidad oficial para favorecer a los medios adeptos. 

–¿La SIP tiene un modus operandi para hacer causa común en la lucha por la libertad? 
–A muchos gobiernos no les gusta las misiones de la SIP. Estuvimos cuatro veces en Nicaragua. Daniel Ortega no nos recibió, pero nos insultaba todos los días por la radio. Hicimos una asamblea hace 8 meses en Caracas y, además de no recibirnos, Chávez montó una asamblea paralela, una especie de contra-SIP (sonríe con ironía). Nos mandaba manifestaciones al hotel todas las mañanas. Pero ya estamos acostumbrados. Esto no se va a acabar. Todo forma parte de la lucha por la libertad de prensa.

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Jueves, 12 de marzo del 2009

RENUNCIA DE MADURO ES UNA POSIBILIDAD

Venezuela es un drama tremendo, afirma diputado

Venezuela es un drama tremendo, afirma diputado

Venezuela es un drama tremendo. Por eso la gente ya no tiene miedo a las balas, describe el diputado venezolano Leomagno Flores, uno de los puntales de la movilización popular “Basta ya”, que se manifiesta contr ...

 

Paraguay Watches Odd Urban Gold Rush

Paraguay Watches Odd Urban Gold Rush

They appeared out of nowhere, making a mess, operating without a permit and disrupting the football season by luring gawkers. But who can resist 10 tons of buried gold? That's what a team of 20 men ...

 
Paraguay no debe volver aceptando la incorporación de facto de Venezuela y su presidencia

La única opción de Paraguay en el Mercosur

El presidente electo del Paraguay, Horacio Cartes, y sus asesores han expresado que el país no retornará a un Mercosur presidido por Venezuela, país incorporado ilegalmente como miembro pleno ...

 
TRENTO Y SUS ENFERMOS TERMINALES

Paraguay tiene una capacidad de sufrimiento como nadie...

Paraguay tiene una capacidad de sufrimiento como nadie...

“Conozco otras culturas y comparo con esta del Paraguay y llego a la conclusión de que este pueblo tiene una capacidad para sufrir y soportar el sufrimiento como nadie”, señala el padre ...

 
“CREO QUE ALGO APORTÉ AL FÚTBOL”, AFIRMA

Leoz aclara que se fue de la Conmebol por cansancio y no por corrupción

Leoz aclara que se fue de la Conmebol por cansancio y no por corrupción

El expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Nicolás Leoz, aclara que se retiró del fútbol por cansancio y no por las acusaciones de corrupción que se vent ...

 
FUERA DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y NACIONALES

Jueces electorales deben atender pleitos en la justicia ordinaria

Jueces electorales deben atender pleitos en la justicia ordinaria

El conocido especialista en asuntos electorales Rigoberto Zarza, con más de 30 misiones como observador de elecciones en el exterior, recomienda optimizar los gastos del Estado y sostiene que los jueces de ...

 

Paraguayos preparan quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Paraguayos preparan quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Los paraguayos se aprestan este fin de semana a quemar sus Judas en la Fiesta de San Juan, una tradición de la colonia española profundamente arraigada en la cultura popular, que tiene el sello guar ...

 
ALARMANTE CANTIDAD DE MUERTES Y DE CESÁREAS

Salud de la mujer debe ser prioridad de Cartes

Salud de la mujer debe ser prioridad de Cartes

  La alarmante cantidad de muertes de mujeres en el parto y de cesáreas innecesarias tiene que estar entre las prioridades de Horacio Cartes, según el médico obstetra Vicente Battagl ...

 
ABREU PROPONE CONFERENCIA DIPLOMÁTICA ENTRE PRESIDENTES

“Mercosur es un velorio de cuerpo presente, no existe”

“Mercosur es un velorio de cuerpo presente, no existe”

  El excanciller del Uruguay Sergio Abreu, precandidato a presidente de su país con miras a las elecciones de 2014, pega duro a los gobernantes del Mercosur y de la Unasur. “El Mercosur es u ...