logo

facebooktwitterrss

Senador Bóbeda afirma que Wasmosy debe rendir cuentas

El senador José Manuel Bóbeda sale al paso de una carta que envió Juan Carlos Wasmosy publicada ayer, que se refiere a su papel en los hechos que terminaron por truncar la carrera presidencial de Lino Oviedo en el año 1998.

- Wasmosy dice en esa carta publicada ayer en ABC que usted fue el culpable de la condena de Oviedo... 
- No hace falta que sea yo el que tenga que decir que Wasmosy es uno de los peores recuerdos que tiene el pueblo paraguayo de sus gobernantes. En 1996, después de la detención del general Lino Oviedo por la acusación de supuesta intentona golpista, yo fui acusado por una extraña publicación en el desaparecido diario Noticias que decía: “Coronel subleva a la Academia Militar”. Para mí fue una ofensa al honor de un comandante de una unidad de combate. Pedí que se me instruyera un sumario para rebatir esa falsedad. 

- ¿Cuándo fue? 
- La publicación fue del 18 de agosto del ’96. 

- ¿Fue Wasmosy el responsable de la publicación? 
- A través de sus serviles. Su objetivo fue eliminar a toda la soldadesca leal a la patria, esa soldadesca que defendía los valores nacionales, no esos valores materiales que él defendía como el de apoderarse de la construcción del (segundo) puente sobre el río Paraná. Como buen mercenario que es, él estaba acostumbrado a utilizar al pueblo como carne de cañón. Es de público conocimiento que él, estando en el quinto piso del Comando en Jefe, el 25 de abril de 1996, dijo ante todos los generales y almirantes de la nación: “La gota que colmó el vaso para sacarlo a Oviedo a retiro fue que impidió a través de sus amigos senadores que mis compañías hagan el puente (con Brasil)”. Esa fue una noticia macabra para los oficiales superiores y generales profesionales. Un asco nos dio la forma como el comandante en jefe, haciendo abuso de sus derechos constitucionales, podía imponer lo que él quería. Era un tirano. Era un ladrón de la voluntad del pueblo. 

- ¿La acusación en su contra fue premeditada? ¿Era para que usted reaccionara?
- Al pedir yo mismo un sumario quise limpiar mi honor. Nos culparon de una sublevación el 23 de abril ante el gobierno constitucional. Eso fue una excusa para sacarlo a Lino Oviedo de su carrera política. Me acuerdo de uno de los serviles que tenía Wasmosy con él, Juan Ernesto Villamayor, hablando en una radio, reconocía que el general Oviedo estaba “a la cabeza” en las encuestas. 

- ¿De qué tiempo estamos hablando? 
- Cuando ya era candidato proclamado por la Junta de Gobierno, por el tribunal electoral del partido y por la Corte Suprema de Justicia. El 22 de setiembre del ’97 fue proclamado candidato. Ya decían ellos entonces que iban a crear leyes para eliminarlo a Oviedo de la carrera política. Exactamente así como planearon lo hicieron. ¿Qué yo iba a saber que ya tenía todo maquiavélicamente preparado? 

- ¿Por qué Wasmosy se empeñó en eliminar a Oviedo? 
- El quería perpetuarse en el poder. Los serviles le estaban diciendo que tenía que continuar. Oviedo era su principal escollo. La Constitución del ’92 prohíbe taxativamente la reelección, pero como él estaba acostumbrado a comprar todo con su fortuna que nadie cree que es lícita, creía que la República se iba a manejar como un supermercado. 

- El afirma que tanto Oviedo como usted fueron condenados legalmente... 
- Este ladrón consuetudinario del pueblo paraguayo ¿no sabe acaso que la Corte Suprema de Justicia ha anulado in totum toda esa injusticia y nos ha devuelto, al general Oviedo y a mi, los entorchados que nos corresponden como soldados de la patria?

- Usted fue condenado a 3 años y Oviedo, a 10, justo a dos meses de las elecciones... 
- Sí, y fue anulado todo. Yo cuando pedí que me sumaríen creyendo en la justicia, jamás pensé que con el tiempo se manipularía todo en forma escandalosa. Este delincuente de Wasmosy cree ahora que va a poder comprar jueces. Yo no creo que ningún juez se preste a venderse por ese vil metal que este ladrón del sentimiento de la voluntad del pueblo tiene en forma no honesta. 

- ¿Cómo fue el caso suyo? ¿Se congeló en el ’96 y se reavivó en el ’97 con la victoria de Oviedo en las internas coloradas? 
- Detrás de Wasmosy, otros militares ensuciaron su uniforme para seguir el libreto ideado por este tenebroso personaje. Evaristo González, Restituto González vendieron su alma al diablo para perjudicarnos. Yo reemplacé a un inepto, que es Garrigoza, que llegó a general a pesar de habérsele perdido 6 fusiles M-16, ametralladoras, cargadores de M-16, cintas de ametralladora punto 50, de cañón 20 mm, inclusive granadas de mano ofensivas y defensivas. Me hice cargo de la Academia Militar después de un robo masivo. Yo hacía formar a la diana y a la retreta para el control. Eso hacía para que no se robara más y no me trataran de vendedor de armas. Y mire, adónde fui a parar por querer hacer bien las cosas. Me acusaron de poner a la tropa en aprestos (para el 23 de abril cuando Wasmosy acusó a Oviedo de sublevarse). Ahora, en estos días, estamos viendo que en San Pedro se vienen encontrando esos fusiles robados. Los números de serie de los fusiles coinciden. Fue una verguenza aquello. 

- ¿Por qué actuaba Wasmosy de esa forma? 
- Wasmosy se creía el rey de Roma. Faltaba que alguien le recordara que era mortal. Se creía dueño de vida y hacienda de todos nosotros. A mí me marcó desde setiembre del ’95 por una arenga en la que remarcaba la presencia del comandante del Ejército, el general Oviedo. No le gustó que haya dicho de él: “carismático comandante del ejército”. De malo, hoy ni caminar ya puede este señor. De malo, su alma negra ya ni habla. Manda una carta para tirar su ponzoña. ¿Quién le puede creer a un mentiroso? 

- Usted fue el que implicó y complicó a Oviedo, dice ahora. “Fue Bóbeda y nadie más que él”, dice... 
- Es un mentiroso. Gracias a Dios, la justicia ha llegado a una conclusión feliz para nosotros, tarde pero llegó. Ha anulado toda esa mentira. 

- En su carta, Wasmosy desconoce esa resolución de la Corte que les favorece. Es más, dice que la “conducta antidemocrática de Oviedo fue confirmada de muchas formas y en distintos estamentos”... 
- Este señor es un triste cobarde que ni siquiera se anima a pisar más la Cámara de Senadores de la cual es miembro como senador vitalicio. No se va porque tiene verguenza. Tiene cola de paja. Tiene ese complejo que le impide ir a ocupar el curul. Tiene miedo que se le saque en cara. La última vez que vino, ni sus amigos lo saludaron de verguenza. Antes entraba con guardaespaldas. Se creía Calígula.

- El también dice ahora que él no fue el que impidió que Oviedo llegara a presidente en el ’98... 
- Es claro que él no impidió. Impidió su otro yo, su alma negra que se moría de envidia, porque él quería volver a ser presidente de la República. El quería romper la Constitución, cerrar el Congreso y perpetuarse como todo tirano. El poder le enfermó a este hombre. Se llenó de secuaces serviles. Imagínese lo que aconteció durante su gobierno. Hizo desaparecer bancos y financieras, la Flota Mercante del Estado, Líneas Aéreas Paraguayas, el Ferrocarril Central “Carlos Antonio López”, hasta el espíritu altruista y positivo del paraguayo destruyó. Estamos inmersos en una pobreza terrible por causa de la mala administración de este personaje negro de la historia que hoy está ahogándose en sus mentiras y en sus maldades. 

- ¿A usted le restituyeron todos sus derechos de los que le despojaron como militar? 
- No solamente eso. El 23 de abril de 2008, el comandante en jefe ordenó se me condecorara con la medalla de la Caballería en retribución a los servicios “distinguidos” que he tenido en el arma y en las FF.AA. ... 

- Doce años después... 
- Sí, señor. ¿por qué? porque se han dado cuenta de que fui víctima de una mentira tenebrosa de este capataz pochy, Juan Carlos Wasmosy, capataz pochy de estancia que solamente a arreador de mborevi pire les dirige a sus empleados sin pagarles su sueldo. 

- ¿Qué es lo que pretende? 
- Que con esta noticia, las bases de mi partido digan: “Bóbeda voíngo la ojapo va’ekue pea”. Quiere crear cizaña, una situación que cree dudas, incertidumbre. Pero en el partido donde milito no somos pendencieros ni mentirosos como él. 

- El dice que el defenestramiento de Oviedo en el ’96 no fue una vendetta del stronismo... 
- Es una vendetta, porque le han perjudicado no solamente a Lino César Oviedo. Estaba en su plenitud, joven. Iba a ser presidente de la República. En las encuestas figuraba lejos como el que ganaba cómodamente. Sin embargo, él fue el que se interpuso para inventar un golpe y alarmar a la comunidad nacional e internacional.

- ¿Todo esto se motoriza después de la victoria de Oviedo en la interna colorada o antes? 
- Nosotros sabemos que Wasmosy ya le tenía en ojo a Oviedo. Le quería sacar a retiro. El mismo general dijo que iba a pasar a retiro ese fin de año (1996) porque ya llegó a comandante del ejército. Llegó a plenitud de su carrera. El habrá tenido ya esos objetivos de ser presidente de la República, y Wasmosy, para humillarlo, para eliminarlo, le creó el problema. Y en compañía de serviles como Crámer, López Moreira, el de la Armada, el general Noguera, Evaristo González. Yo conocí a Eulogio Rodríguez, al contralmirante Royg (ex miembros del tribunal militar especial) cuando eran instructores en el Colegio Militar cuando yo era cadete. No sabían qué hacer. 

- Seguramente no había otra forma de sobrevivir si no cumplían órdenes...
- Es una persona muy mala este Wasmosy. Es un egoísta, un narcisista. Estaba encandilado por su poder. Impedía que cualquiera con capacidad se destacara. Los únicos que podían salir adelante eran los genuflexos, los chupamedias, aquellos que le iban con murmuraciones, intrigas. Tantas cosas podemos decir de este mentiroso, apátrida, que como mercenario que es usó al pueblo como carne de cañón. Fue condenado por corrupto en primera instancia y en la cámara de apelación le absolvieron seguramente porque compró voluntades. 

- Ahora que se reavivó el caso de la quiebra del Banco de Trabajadores para investigar a Galaverna, ¿Wasmosy puede volver a ser investigado? 
- Yo estoy seguro que el pueblo paraguayo no va a permitir más la impunidad y va a exigir con más fuerza que Juan Carlos Wasmosy rinda cuenta de su inmensa fortuna que muchos sospechamos que es malhabida, porque fortuna moral no tiene. Es un pobre consuetudinario de valores morales, de riqueza espiritual. Ni aunque se vaya el resto de su vida a rezar 50 rosarios, aunque Dios todopoderoso le perdone en el primer intento, ni si va a la cárcel, se podrá resarcir al país del enorme perjuicio que produjo este señor. Desapareció la bandera paraguaya que flameaba en el exterior a través de los aviones, los barcos, esa enorme riqueza que su codicia destruyó. Imagínese, cuántos ahorristas estafados, cuántos murieron de quebranto. 

- El ingeniero Otazú... 
- Ahí está. El ingeniero Otazú puede dar suficiente testimonio. Yo le desafío a Wasmosy que se anime ahora a comprar jueces, si puede...

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Domingo, 8 de febrero del 2008

RENUNCIA DE MADURO ES UNA POSIBILIDAD

Venezuela es un drama tremendo, afirma diputado

Venezuela es un drama tremendo, afirma diputado

Venezuela es un drama tremendo. Por eso la gente ya no tiene miedo a las balas, describe el diputado venezolano Leomagno Flores, uno de los puntales de la movilización popular “Basta ya”, que se manifiesta contr ...

 

Paraguay Watches Odd Urban Gold Rush

Paraguay Watches Odd Urban Gold Rush

They appeared out of nowhere, making a mess, operating without a permit and disrupting the football season by luring gawkers. But who can resist 10 tons of buried gold? That's what a team of 20 men ...

 
Paraguay no debe volver aceptando la incorporación de facto de Venezuela y su presidencia

La única opción de Paraguay en el Mercosur

El presidente electo del Paraguay, Horacio Cartes, y sus asesores han expresado que el país no retornará a un Mercosur presidido por Venezuela, país incorporado ilegalmente como miembro pleno ...

 
TRENTO Y SUS ENFERMOS TERMINALES

Paraguay tiene una capacidad de sufrimiento como nadie...

Paraguay tiene una capacidad de sufrimiento como nadie...

“Conozco otras culturas y comparo con esta del Paraguay y llego a la conclusión de que este pueblo tiene una capacidad para sufrir y soportar el sufrimiento como nadie”, señala el padre ...

 
“CREO QUE ALGO APORTÉ AL FÚTBOL”, AFIRMA

Leoz aclara que se fue de la Conmebol por cansancio y no por corrupción

Leoz aclara que se fue de la Conmebol por cansancio y no por corrupción

El expresidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol, Nicolás Leoz, aclara que se retiró del fútbol por cansancio y no por las acusaciones de corrupción que se vent ...

 
FUERA DE LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y NACIONALES

Jueces electorales deben atender pleitos en la justicia ordinaria

Jueces electorales deben atender pleitos en la justicia ordinaria

El conocido especialista en asuntos electorales Rigoberto Zarza, con más de 30 misiones como observador de elecciones en el exterior, recomienda optimizar los gastos del Estado y sostiene que los jueces de ...

 

Paraguayos preparan quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Paraguayos preparan quema de Judas en tradicional Fiesta de San Juan

Los paraguayos se aprestan este fin de semana a quemar sus Judas en la Fiesta de San Juan, una tradición de la colonia española profundamente arraigada en la cultura popular, que tiene el sello guar ...

 
ALARMANTE CANTIDAD DE MUERTES Y DE CESÁREAS

Salud de la mujer debe ser prioridad de Cartes

Salud de la mujer debe ser prioridad de Cartes

  La alarmante cantidad de muertes de mujeres en el parto y de cesáreas innecesarias tiene que estar entre las prioridades de Horacio Cartes, según el médico obstetra Vicente Battagl ...

 
ABREU PROPONE CONFERENCIA DIPLOMÁTICA ENTRE PRESIDENTES

“Mercosur es un velorio de cuerpo presente, no existe”

“Mercosur es un velorio de cuerpo presente, no existe”

  El excanciller del Uruguay Sergio Abreu, precandidato a presidente de su país con miras a las elecciones de 2014, pega duro a los gobernantes del Mercosur y de la Unasur. “El Mercosur es u ...