Miércoles, 21 de Noviembre de 2018

Gobernantes recurrían a los brujos, hoy a matemáticos

Los gobernantes recurrían a brujos o aduladores, antes de tomar decisiones. Los líderes serios se rodean hoy de asesores científicos. El francés Michel Darche, de la Universidad de Orleans, lleva adelante el programa “Por qué las matemáticas”, en FACEN-UNA. En esta entrevista ofrece detalles curiosos de esta materia resistida pero tan básica para desarrollar la educación.

-¿Qué es esa iniciativa? ¿ Por qué las matemáticas? 
-Es como una exposición internacional itinerante, iniciativa de la Unesco. El objetivo es mostrar que pueden ser enseñadas de manera diferente que la tradicional para que sea más atractiva e interesante para los alumnos y los mismos profesores. Esta modalidad la presentamos en Chile, Colombia, México... 

-¿El miedo a las matemáticas es mundial? 
-Las matemáticas no son las únicas atacadas por los estudiantes. Los profesores de Física también tienen problemas, los de Química, Biología. Los alumnos se resisten y muy difícilmente se orientan hacia las ciencias. 

-Es muy complicado... 
-Sin embargo, las matemáticas pueden ser agradables. Muchas veces es una cuestión sicológica. Los mismos padres transmiten una imagen negativa a sus hijos a partir de su propia experiencia... 

-¿Es un problema de nivel de los profesores? 
-Puede ser también un problema de estrategia. Hay que mostrar permanentemente el camino para salir de ese círculo vicioso. 

-¿Hay una técnica nueva? 
-Hay métodos para atraer la curiosidad del alumno. Hay varios sitios en Internet. Hay uno que se llama en inglés: “Experiencies in mathematiques”. Esta misma experiencia ya la hemos aplicado en Asia, India, Paquistán, Indonesia, Corea, Singapur. También en Africa Austral: Namibia, Mozambique, Africa del Sur... 

-¿Cómo se puede traducir al público en forma práctica? 
-Por ejemplo, en la primera explicación que hacemos hay unas 35 representaciones, la mayoría son de frutas: bananas, piñas, frutilla, flores. Les pedimos a la gente que constaten por sí mismos que en esas frutas las matemáticas están presentes. En un espiral hay formas matemáticas, propiedades matemáticas... 

-La imagen que se tiene de los profesores de Matemática es de autosuficientes, porque se cree que saben lo que nadie sabe... 
-Es la buena imagen que existe, pero no es la correcta. He trabajado con muchos investigadores que buscan como yo la popularización del conocimiento científico. Ellos no se quedan en el limbo. Bajan a la tierra. Ahora tenemos en Francia, pero también en otros países, docentes que van a la calle y sobre una pequeña mesa exponen ante los peatones los conocimientos fruto de su investigación. Es una exposición itinerante de ciencias. Se trata de encontrar métodos para explicar esas investigaciones en un nivel comprensible para el público. 

-¿En la educación, cuál es el lugar de las matemáticas? 
-Usted lo sabe como yo. Desde el punto de vista selectivo es muy importante, fundamental. 

-¿El bajo nivel político, económico, cultural, educativo tiene relación con el bajo nivel científico de los habitantes? 
-Todo depende del rol fuerte o débil del estado en la educación. Tiene que ver también con una voluntad de planificar y hacer a largo plazo. Por ejemplo, Namibia es un país de 6 millones de habitantes que salió del colonialismo sudafricano hace 20 años. Y es un país que proporcionalmente invierte mucho en educación. En ese país (por la emergencia) los profesores de primaria y secundaria no necesitaron ir a la universidad para hacer la carrera de Matemática. Lo que hubo fue una conciencia y voluntad del Estado para centrar sus prioridades en el tema educativo.

-¿Usted dice: invertir más en Matemática? 
-No solo en Matemática: en Física, en Biología, en Química. La Biología podría estar entre las más importantes ahora. Las matemáticas intervienen de manera importante en Biología, Medicina... 

-En Francia, en Europa, ¿cómo hacen para popularizar las matemáticas? 
-Hay un gran esfuerzo. Los resultados se ven por los niveles de excelencia. Por ejemplo, se premia cada 4 años al más destacado científico, con un equivalente al Nobel. Regularmente es un francés el ganador de la medalla. Quiere decir que el nivel en investigación es bueno y se trata de mejorarlo cada vez más. 

-Aplicado a la política, ¿hay ejemplo de gobiernos que utilizan sus servicios? Antes recurrían a los brujos, parasicólogos... 
-En Francia siempre hay matemáticos cerca del gobierno, como también hay físicos. Hay un equipo científico cerca del gobierno y del presidente. 

-¿Qué hacen? 
-Aconsejan al presidente, en cuanto a política, desarrollo. Por ejemplo, los físicos, sobre todo los biologistas, tienen necesidad de grandes recursos financieros. Con los matemáticos, con un pizarrón, una tiza y puede ser, una computadora, ya es suficiente para buscar soluciones. 

-Para tomar las grandes decisiones, ¿hace falta hacer cálculos de probabilidades? ¿Hace falta un matemático? 
-Me contaron que en Paraguay hay un bajo nivel de investigación, a nivel de la formación continua de profesores, no tanto un profesor de Asunción. Hablo de los sitios más alejados. Tenemos que analizar para ver cómo se puede aumentar su curiosidad, trabajar en su formación, su disciplina, de modo que sean más eficientes para demostrar al público que las matemáticas siempre están alrededor nuestro. Por ejemplo, las tarjetas de créditos, el código secreto de las tarjetas se basan en conceptos de pura matemática.

-Hasta en las películas se reflejan estas habilidades. ¿Se acuerda de Rain Man (Dustin Hoffman)?
-Bueno, pero también El Código da Vinci. La llave del código es cálculo matemático. Muchos alumnos descubrieron ese detalle mirando la película. Todo el enigma reposa sobre Fibonacci (matemático italiano del siglo XIII). Hay otros ejemplos del uso de matemática. La teoría de los juegos en general: el juego de dinero, de dados, de naipes. Detrás hay estudios matemáticos, sobre la estrategia que tiene aplicaciones en el campo militar, en economía. 

-¿Quiénes son los que más premios reciben, profesores, estudiantes?
-La medalla no se da a personas de más de 40 años. Se considera que después de los 40 un matemático ya no es productivo, salvo para enseñar. Pero la fase principal de investigación y premiación llega hasta los 40. Pienso que es un momento pico de madurez que hace que ellos encuentren y expongan algo que han buscado durante mucho tiempo. Pero hay a veces algunas excepciones como el hombre, un matemático inglés, que demostró hace unos 12 años una conjetura matemática sobre el Teorema de Fermat, que data del 1650 más o menos. Tenía unos 41 ó 42 años cuando hizo su demostración, pero entonces no obtuvo la medalla, aunque sí consiguió que le dieran un millón de dólares, premio en moneda por haber podido demostrar eso. 

-Cuando se habla de genio, se habla de matemático... 
-Generalmente sí.

-¿Por qué?
- Porque descubre cosas complicadas. La exposición que hacemos en “¿Por qué las matemáticas?” tiene un poco como filosofía, la misma que la manera de trabajar del investigador. Entonces ¿qué hace el investigador? Pregunta. Hace preguntas. Se cuestiona cosas. El primer trabajo del investigador es encontrar una buena pregunta. 

-¿Qué es una buena pregunta? 
-Es una pregunta que hace avanzar los conocimientos, aunque no se tenga la respuesta a la pregunta, porque la reflexión sobre el problema permite llegar a otros puertos o descubrimientos. 

-¿Tiene alguna recomendación para la enseñanza en este país? 
-Que no se dude en hacer preguntas, que no tengan miedo de hacer preguntas. Si el profesor no tiene la respuesta, irá a averiguar. 

-El ajedrez es un juego de matemática... 
-El número de jugadas es muy importante. Un buen jugador de ajedrez domina más o menos 6 ó 7 golpes antes de avanzar una jugada. Un gran maestro memoriza más. Hoy en día, las computadoras ganan casi de manera regular a los grandes maestros. 

-Pero no se usa en la enseñanza. ¿No ayuda? 
-No sé, pero puede ser. Corresponde un poco a la lógica que se utiliza en Matemática, la estrategia para el ajedrez. Se aprende a hacer silogismos, es decir, de un paso a otro, de un razonamiento a otro y otro. Es la lógica y eso corresponde a una estrategia. En nuestra exposición de matemáticas hay juegos, para mostrar precisamente que la Matemática permite razonar sobre el juego y, a veces, hasta a ganar siempre. El juego de ajedrez no es un juego de azar. Es un juego de estrategia. En los juegos de casino se maneja fundamentalmente el azar. Hay estrategias, pero nunca son para ganar, salvo para el que está en la banca. 

-¿Desde hace cuánto tiempo existen las matemáticas?
-Desde Pitágoras. Ahí comienza un poco oficialmente la historia de las matemáticas en el mundo conocido. Es la teoría del triángulo rectángulo. La suma de los lados es igual a la suma del lado mayor. Las matemáticas comenzaron con los griegos, porque son los primeros que investigaron y empezaron a dar pruebas. Era el período de la democracia en Grecia, el período del debate. En este tiempo fueron sensibilizados en Matemática. Antes de ello se hablaba de proto y de pre matemática. A partir de ahí se habla de la Matemática con pruebas. 

-¿Cuáles son las carencias que observó en el Paraguay para el desarrollo de las matemáticas?
-Yo creo que Paraguay tiene necesidad de un museo de ciencias. En Colombia hay un gran museo de ciencias físicas, astronomía, no mucho Matemática, pero tiene. Hace falta ampliar los conocimientos en Química, Biología, medio ambiente. En Chile hay un gran museo y en México hay actualmente un gran proyecto de abrir un museo que circule por todo el país.



Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color 
Lunes, 18 de agosto del 2008