Miércoles, 21 de Noviembre de 2018

Nicanor no tiene derecho a ser ni activo ni vitalicio

 

El ex presidente Nicanor Duarte Frutos no tiene derecho a jurar ni como senador activo ni como vitalicio, expone en esta entrevista el abogado de ODD, Julio César Vasconsellos. El jurista sostiene que el ex jefe de Estado perdió sus derechos al gobernar desde el 2005 violando la Constitución y la ley. Vasconsellos afirma que el Paraguay debe llevar a un arbitraje el tema Itaipú.
 
-ODD fue reconfirmado por el juez, pero Nicanor dijo que le va a presentar batalla. Dice que ganó legítimamente... 
-No puede Nicanor hacer ningún reclamo sobre la presidencia de la Junta de Gobierno, primero, porque el Tribunal Superior de Justicia Electoral dijo, por acuerdo y sentencia Nº 1/06, que Nicanor estaba habilitado a participar de las elecciones internas. Pero para el caso que ganara, esa sentencia -que quedó firme para él y para todos- decía que él debía optar por uno de los cargos. 

-O ser presidente de la República o ser presidente del partido. 
-Exactamente. Entonces, si el presidente de la lista que tuvo más votos no podía acceder al cargo, como era su caso, entonces debía asumir el segundo que tuvo más votos, es decir, Osvaldo Domínguez. 

-Nicanor prefirió darle a (José) Alderete... 
-Violando la Constitución, violando la ley. Alderete no figuraba en ninguna lista de candidatos para la presidencia del partido. Este señor se pasó la vida violando la Constitución. 

-¿La sentencia está firme a favor de ODD? 
-Está firme. Es inconmovible esta situación. 

-Nicanor dijo que va a recurrir de nuevo... 
-Cuántas cosas ya dijo Nicanor. Cuando pudo consiguió. Pero ahora que la justicia creo que va a ser justa, no va a conseguir. Tiene que quedarse en silencio y en su casa para no seguir haciendo más daño de lo que ya hizo al país. El no podía presentarse. Tampoco podía ser promotor de una de las listas como hizo para las presidenciales de abril...

-Catapultó a Blanca Ovelar.
-El eligió a la candidata. A mí no me van a decir que la convención del partido eligió a la Blanca. Hizo campaña siendo presidente de la República, comandante en jefe, girador de gastos y teniendo todo el servilismo organizado del partido a su favor. ¡A la gran flauta, qué más ataque al principio de igualdad! 

-¿Por qué no le impugnaron antes como dice (Juan Manuel) Morales?
-Se le impugnó, y la Corte corrupta -lo digo yo- no dio trámite a eso. Otra cosa más, cuando se planteó por primera vez que Nicanor no podía asumir los dos cargos, yo, como abogado de ODD gané la demanda en el Tribunal Superior Electoral donde Morales dio su voto también favorable para nosotros. Entonces, Nicanor deslegitimó el cargo de presidente y también de presidente de la Junta, porque asumió ambos cargos a la vez.. 

-Ahora reclama también su banca como senador activo... 
-Quiere ser senador, pero tampoco puede ser senador. 

-¿Por qué no puede ser senador? 
-Y no puede ser senador después de estos antecedentes. Tendría que quedarse callado, quieto en su casa, si tiene todavía algún resto de vergüenza. Por el principio de igualdad consagrada en la Constitución, si no renuncian, no pueden ser candidatos a nada, ni los militares, policías, directores de diarios, clérigos, presidentes ni ministros. La Constitución dice: queda garantizada la igualdad entre todos los paraguayos. Y él no podía presentarse como candidato a senador porque violó, como dije, el principio de igualdad. Y este señor Morales no tiene moral. 

-¿Cuál fue la influencia de Morales ahí? 
-Porque un magistrado, en un mismo expediente, no puede tener opiniones opuestas... 
 
-La cuestión es que Nicanor de todos modos se sometió a la voluntad popular. Fue votado. ¿Cómo se puede invalidar eso? 
-Digo más. Ni siquiera puede ser senador vitalicio, porque el cargo de presidente de la República lo ejerció violando la Constitución. Y un acto nulo no puede violar otro acto válido. El acto nulo siempre genera otro acto nulo. Por eso yo estoy de acuerdo en que no se le deje jurar, porque la ley tiene que cumplirse siempre, a rajatabla. 

-Morales dice que no es necesario que el pleno sesione para el trámite de juramento... 
-En primer lugar, Morales es un juez. No es el abogado de Nicanor. Es un atrevido para opinar como juez. El juez que opina y da sugerencias de lo que hay que hacer comete prevaricato. Demuestra falta de ética que lo inhabilita para seguir en el cargo. 

-¿Como se compatibiliza con la institucionalidad si no se hace caso de la resolución judicial? 
-Le voy a decir una cosa, por encima de la decisión de los jueces está la Constitución. La Constitución autoriza hasta el uso de la fuerza, la rebelión en su defensa. 

-Sí, el artículo 138... 
-Y mucho más que esta fuerza es una decisión de un cuerpo colegiado que es juez de sus propios actos (el Legislativo). Está el principio constitucional que consagra la independencia de los poderes. Ningún poder puede inmiscuirse en los asuntos del otro. El Legislativo representa la soberanía del país. En ese poder están representados todos los partidos. En cambio, el Pdte. de la República es solamente mandatario. No es mandante. Es el primer mandatario. 

-¿Qué significa? 
-Es el que recibe las órdenes, que tiene un mandante. El mandante es el pueblo. Y el pueblo está representado por los legisladores. Ellos representan la soberanía. Aquí, sin embargo, Nicanor, estaba acostumbrado a dar él las órdenes. Y eso quedó grabado en la memoria de nuestro pueblo que hoy, con este nuevo gobierno, verdaderamente democrático, espera ver revertirse. 

-¿Acaso legalmente Duarte no puede recurrir ante un juez y jurar? 
-No, no puede. El tiene que jurar ante el Parlamento. Hay un principio también según el cual, cuando el acto oficial que se realiza tiene carácter de orden público, al violar ese principio, el acto no tiene valor. No tiene legitimidad activa para ser senador una persona que ha violado la Constitución para llegar a la posición que tiene. Cómo él, siendo presidente de la República, va a ser senador y un pobre policía, un sargento, no tiene derecho. 

-Todos estos años se ha violado la Constitución para adaptar al gobernante de turno. ¿Eso no es jurisprudencia? 
-Todo se ha violado y se tiene que poner coto a todo esto. Esa obsesión insana de Duarte Frutos de abusar de su poder para presidir todo lo que se le antojaba tiene que terminar aquí. Quería ser reelecto presidente...

-No pudo...
-Se hizo elegir presidente de la ANR, senador... En el fondo él no quiere ser senador por ser senador mismo. El quiere ser senador para tener un blindaje ante todos los robos, tropelías y despojos que cometió, según las denuncias que vemos a diario en la prensa. Entonces, eso no se puede permitir. 

-El tiene la senaduría vitalicia de todos modos. 
-Tiene, pero quiere acallar las denuncias y las investigaciones que se hagan. Además, tampoco puede asumir como vitalicio porque el cargo de presidente que él ejerció fue ilegal. El vitaliciado solo puede proteger a aquel que asume de manera legítima, no como él, ilegítimamente. 

-Pero fue votado... 
-No tiene ninguna importancia una elección basada en la violación de la Constitución. Esa violación anula de manera absoluta la elección. Las nulidades absolutas son intangibles. No requieren pronunciamiento judicial. 

-¿Qué posibilidad le ve a este litigio con Brasil sobre Itaipú?
-Paraguay es un país soberano igual que el Brasil. Nadie cede su soberanía salvo imposición por una guerra como ha ocurrido con el Brasil justamente, que se aprovechó de un país destruido al igual que Argentina, para anexar gran parte de nuestro territorio. 

-¿Qué tiene que discutir Paraguay para lograr la renegociación del Tratado?
-El Brasil no tiene nada que discutir con nosotros. El Paraguay está en condiciones de llevar este conflicto a un arbitraje internacional y va a ganar. Hay bastante jurisprudencia. Incluso a falta de una convención expresa, se aplican los principios universalmente aceptados por el derecho internacional, y en este caso sobre el derecho que tiene cada país sobre la soberanía de sus aguas y la producción que den esas aguas al convertirse en energía eléctrica. 

-¿Y qué dice la jurisprudencia sobre los tratados firmados entre dos países? ¿Se puede renegociar? Hay, por ejemplo, tratados de paz... 
-No puede haber tratados sobre la soberanía, pero sí puede haber un reclamo de las partes por controversias limítrofes o soluciones indirectas o plebiscitos, o arbitraje o decisión judicial internacional cuando hay una discusión, siempre que no se afecta a la soberanía. El Paraguay no puede vender su soberanía a nadie. 

-Brasil no cuestiona la soberanía del Paraguay en Itaipú. Lo que cuestiona es que se le quiera cobrar el precio de una energía a 7 veces más de lo que se había pactado 30 años atrás. 
-Brasil, al apoderarse de la soberanía que tiene el Paraguay sobre la mitad de la energía que produce el río, también impone unilateralmente un precio que le beneficia. Prácticamente nosotros le estamos solventando al Brasil los gastos de su desarrollo. Eso no puede ser. Es una inmoralidad muy grande del Brasil. Yo creo que es hora de que el Paraguay lleve esta controversia a un arbitraje internacional, o de lo contrario, que lleve al tribunal de La Haya para resolver los problemas de carácter internacional que están surgiendo y que existen. 

-Y, ¿qué pasa con los anteriores gobiernos, anteriores funcionarios paraguayos que nunca reclamaron? 
-Los que cedieron a través de un tratado nuestra soberanía deben ser acusados de traición. En ese aspecto, el general Stroessner ha sido principal responsable. En segundo lugar, su ministro de Relaciones Exteriores Sapena Pastor, quien no dijo ni “mu” por la entrega nefasta, injusta en perjuicio de nuestro país. De todos modos, el Brasil tiene la oportunidad de discutir estos puntos controversiales que violan nuestra soberanía. De lo contrario, el derecho internacional nos favorece en todos los aspectos.

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Domingo, 24 de agosto del 2008