Martes, 23 de Octubre de 2018

¿Cómo voy a transar con gente que me va a hundir?

 

– Su sobreseimiento libre en el caso Plaza creó roncha en sus enemigos políticos esta semana...

– El tiempo es el señor de la razón. Esa conspiración para derrocar al gobierno de Raúl Cubas ya estaba montada mucho antes de que asumiera Cubas y mucho antes de que se conformara la chapa Cubas-Argaña.

– ¿Mucho antes?

– Argaña no quiso ser vicepresidente de mi vicepresidente que era Cubas. Aceptó porque ya estaba montada la conspiración para derrocarlo. Ahí recién aceptó conformar la chapa, con el acuerdo político de la oposición para repartirse los cargos de poder como ocurrió tal y cual.

– ¿Usted se basa en aquella carta del general (Víctor) López Giménez, aquel que le envió a Nelson Argaña cuando era ministro de Defensa?

– No solo la carta de López Giménez. Ahí está la declaración pública de Domingo Laíno, cuando dijo que Cubas no iba a durar siete meses.

– ¿Usted cree nomás, o está seguro que hubo un pacto secreto entre los opositores y los argañistas?

– Cuando Laíno dijo eso, él ya estaba enfrascado en el tema del llamado gobierno de unidad nacional...

– Lo único cierto es que hubo 7 muertos y uno solo que sigue preso. No hay más oviedistas y nunca hubo ningún wasmosista o argañista...

– ¿Por qué no convocaron a las personas que fueron mencionadas en plenaria del Senado por el senador Vera Bejarano, la senadora Elba Recalde? ¿Por qué no se le cita a este delincuente que mató a ese periodista (chofer) de Ultima Hora, Ocholavski (preso en la Agrupación Especializada)? Está aquel que fue premiado como embajador en Sudáfrica, Lincoln Alfieri, fotografiado con un fusil M-16 saliendo del Senado. En colores salió en el diario. ¿Por qué no se le cita a los policías que aparecieron en las fotos disparando? Hay testimonios irrefutables. ¿Por qué no se tuvo en consideración la trayectoria de las balas que recibieron los manifestantes, de espaldas al Congreso? Se los asesinó por la espalda. Una sencilla prueba puede determinar la inclinación de las balas. ¿Qué hizo el intendente Burt con las vainillas? Desaparecieron. ¿Por qué Burt se apresuró en limpiar tan rápidamente el lugar de la masacre? ¿Por qué Burt nunca tuvo ningún inconveniente con la justicia por malversación de fondos?

– ¿Por qué?

– Porque fue componente de la conspiración para instalar el “gobierno de unidad nacional”. Es categórico. Ellos montaron. Ellos convocaron a los campesinos. Ellos condonaron la deuda a los campesinos del Crédito Agrícola de Habilitación. Ellos estaban dotados de armas de última generación, automáticas.

– Este proceso se fue prácticamente al archivo. Los asesinos estarán muy tranquilos...

– Yo volví a pedir en estos días que se aclare toda esa tragedia en un espacio pagado en los diarios, porque a mí me dan poco espacio desde que me embarqué en mi carrera presidencial. Yo soy el más interesado en que se siga esta investigación por toda la infamia que salpicaron en mi contra y aunque la justicia me haya sobreseído. Pudiendo seguir una vida placentera en Brasil, vine y me presenté. Buscaron humillarme de todas las formas pero me presenté y aguanté. Me tuvieron en la cárcel más tiempo de lo establecido...

– Ahora le resta el caso Argaña...

– El caso Argaña es la misma cosa. Me acusan de autoría moral. No hay ninguna diferencia con el caso plaza. A Woroniecki, al que acusaron de ser autor material, le tuvieron años preso. Le tuvieron a Max Osorio (su ex guardaespaldas) años preso, maltratado, torturado. Está Richard Gómez, bárbaramente torturado. Todos están sobreseídos libremente. Walter Bower (ex ministro del Interior) sin embargo dijo que fue Máximo Osorio el que dio el tiro certero en el corazón del Dr. Argaña. Está en el diario Noticias. Está en las conferencias de prensa, en la televisión.

– Mintieron...

– Se hicieron cargo del gobierno tres días después. ¿Por qué rechazaron una investigación internacional a cargo del FBI o de Scotland Yard, como pidió Cubas? Instalaron un gobierno autoritario. Adaptaron la Constitución y la ley a su antojo para justificar sus abusos.

– Hoy siguen usando esa tragedia en su contra. Galaverna dijo que la opción en abril está “entre los colorados, un general que derramó ríos de sangre y un obispo secuestrador”.

– Y ¿por qué no me denuncia en el Poder Judicial? Estuve 5 años, 4 meses y 8 días en la cárcel. Y ¿por qué no aprovechó? Yo no creo que exista un solo ciudadano que pueda creerle a Galaverna. El es un autoconfeso delincuente. “Yo violo la Constitución y qué”, dice. Dice que fue parte del fraude para que a Argaña no se le dé su triunfo. “Y no fue Oviedo, y yo sé quiénes son“, dice. Y yo pregunto, ¿dónde están los fiscales, los jueces? ¿Dónde está el Poder Judicial? ¿Por qué no intervienen para hacer declarar a autoconfesos delincuentes como en este caso me habla de Galaverna? ¿Por qué cree que le dicen tanimbú (ceniza)?

– ¿A Galaverna?

– Sí.

– ¿Cómo?

– Porque ikusuguepáma, okaipáma. Ya no hay nada más que pueda quemarse. Ya está todo quemado. Ya quedó hecho cenizas...

– ¿Le parece? Está siempre al lado del presidente, de la candidata oficial...

– La verdad es que no me detengo a analizar. Que juzgue el pueblo el 20 de abril. Yo me preocupo de solucionar mi propia incompetencia, no lo que hace la competencia...

– ¿Le conviene a Unace el cisma que hay entre Blanca Ovelar y Castiglioni?

– En el 97 le ganamos a Argaña-Nicanor dentro del partido Colorado. Ni en las encuestas figurábamos. Nos decían movimiento aguacero, pero ganamos por más de 70 mil votos. Claro que nos robaron una buena cantidad. Al final no pudieron robarnos todo porque presentamos todas las actas. Si hasta eso robaban, ya iba a ser una calamidad.

– Algunas encuestas ya le ponen tercero, ¿cuál es su opinión?

– Está bien así. Estoy contento porque por lo menos me ponen por encima de 20%. Hace 15 días que estoy en campaña política. Lo malo es que los encuestadores paraguayos no son de fiar. Por el afán de recaudar acomodan sus porcentajes, pierden credibilidad muy rápidamente y se descalifican. ¿Se recuerda de esas encuestas que hacía Capli y que le daba ganador por abrumadora mayoría a Caballero Vargas en el 93? Y después se hicieron las elecciones y perdió. Caballero Vargas ya se creía presidente de la República, un semidiós. Hasta se hizo confeccionar una banda presidencial. ¿Laíno acaso no se proclamó comandante en jefe en el 98 en base a las encuestas? Pero perdió.

– El ex obispo (Fernando) Lugo figura ahora primero. Hasta ya se reparten ministerios...

– Por sus frutos lo conoceréis. Sus colegas obispos dicen que es “un puñal clavado en el corazón de la Iglesia”. Nunca le vimos al lado de los campesinos pero sí en opíparas comilonas en Mburuvicha Róga con Wasmosy y después con González Macchi. No respetó ni lo que él supuestamente eligió “por convicción”. No nos engañemos. Igual que Fidel Castro. Entró con una cruz por el pecho hace 50 y pico de años. Y allí está todavía con su régimen comunista. Stroessner entró con un golpe de estado. Se queda 35 años y solamente se fue a cañonazos. Para mí, esa Alianza es una ensalada rusa. ¿Cómo se puede unir ideologías tan contrapuestas, liberal y comunista?

– Jaeggli dice “Vamos a ganar primero y después veremos qué hacemos” La alternancia es el objetivo...

– Comunistas con liberales... Para mí es aceite y agua. No puede funcionar.

– ¿No coincide con ellos en el aumento de 200 a 300 votantes por urna?

– Nosotros estamos capacitando a 90 mil personas. Con 35 mil ya es suficiente. Yo no entiendo ¿para qué uno va a elecciones si al final va a protestar porque no puede cubrir las mesas que exige la ley? En el diario leo que piden voluntarios para componentes de mesa. Les podemos prestar si quieren (ironiza).

– ¿Castiglioni por Blanca puede ser un golpe sicológico importante para los colorados?

– Principio de guerra. En plena guerra cambiar de comandante en el teatro de operación generalmente es derrota. Bolivia, en plena guerra –ya iba perdiendo– trae un alemán como comandante en jefe del Ejército en campaña (el general Kundt). Ese alemán no tenía conocimiento de la idiosincrasia boliviana. Eso fue capiti diminutio. Si ahora los colorados van a poner otro binomio, eso va a agudizar su derrota.

– ¿Usted da como hecho la derrota oficialista?

– Sí, claro.

– Sin embargo, ya están llenando de nuevo las calles con su consigna “todos somos uno”...

– Le falta una palabra.

– ¿Cuál?

– (Somos todos unos) “corruptos”

– Mucha gente duda y sigue creyendo en un pacto entre usted y Nicanor ...

– Son calumnias. ¿Cómo yo voy a transar con gente que me va a hundir? Si yo quiero luchar contra un cáncer galopante como es la corrupción, tengo que extirparlo. No hay forma de negociar con el cáncer...

– Dicen sus enemigos que usted quiso asegurar bancas para sus parientes, porque es consciente que no va a ganar...

– Eso usted podrá comprobar el 20 de abril, si transé realmente y si no tengo interés de ganar. Es mejor hecho que dicho. Ese es mi slogan...

(Continuará...)

 

Hugo Ruiz Olazar
Piblicado en el Diario ABC Color
Asunción, Domingo 16 de Marzo de 2008