Martes, 23 de Octubre de 2018

Lino plantea usar toda la energía de la represa Itaipú

 

El presidenciable Lino Oviedo plantea usar toda la energía que le corresponde al Paraguay como socio de Brasil en Itaipú. Afirma, en esta segunda parte de la entrevista publicada ayer, que hará instalar compañías electrointensivas y al mismo tiempo abaratará el precio a los consumidores. Bajo su gobierno, según afirma, ya no habrá discusiones por royalties sino por desarrollo.

–¿Qué garantías puede dar de que no transó?

–Yo no sé si tengo que recordarle de nuevo todo lo que hicieron conmigo. Tanto hicieron para hundirme que tuve que hacer imprimir y distribuir miles de copias desde el exilio: “Volveré al Paraguay”.

–“!Pero qué va a volver ese cobarde!”, decía su enemigo Wasmosy...

–Pero ya ve. Volví porque tenía necesidad de limpiar mi honor y el de mi familia, a costa de lo que sea. Inclusive, cuando me hacían tortura sicológica en Viñas Cue, creyendo estos corruptos que yo iba a negociar con ellos, mandé hacer cualquier cantidad de calcomanías y calendarios. Hice distribuir por todo el país en el 2005. Decía: “Volví, me liberaré y gobernaré el Paraguay”.

–Un desafío bastante fuerte...

–Le estoy hablando de promesas que hice estando en una prisión donde mis opresores no me dejaban recibir visitas de mis familiares ni en Navidad. ¿Y ahora quieren hacer creer que estoy transando? Le repito. Yo dije: “Volveré, me liberaré y gobernaré”. Volví, me liberé. Esos dos compromisos están cumplidos. El 20 de abril voy a cumplir el tercero. Participé y desalojamos a cañonazos a la dictadura. Esta corrupción y esta mafia que asfixian al país van a caer este 20 de abril, a votazos. Le prometo.

–¿ Usted está en contra de los homosexuales?

–No. Eso surgió de un debate con monseñor Lugo cuando se le preguntó si apoyaría la ley Filizzola para que contraigan matrimonio legalmente, hombres con hombres y mujeres con mujeres. Dijo que sí. Me preguntaron lo mismo a mí. Yo contesté que primero mi religión no me permite. Cada uno que haga lo que quiera mientras no afecte a terceros, pero legalizar algo amoral, que atomice más a la familia, no. Mi religión me dice: “Uníos y procreaos”. Pero hombres unidos entre sí, no conozco que haya procreación, ni mujeres entre sí. Que ellos disfruten a su manera, pero legalizarlos, jamás.

–Algunos políticos se burlaron de su promesa de ventiladores, heladeras, cocina, etc. para los pobres...

–Está grabado. Está filmado. Yo he hablado del consumo de energía eléctrica. Hablé de 500 mil familias.

–¿Cerca de 2.500.000 personas más o menos?

–Tenemos unas 500.000 familias en extrema pobreza. El consumo de tres ventiladores, tres fluorescentes o focos, una heladera, un televisor, una radio, ese consumo ellos no van a pagar. Le voy a decir más. Les voy a cobrar en el precio de la energía que vende Itaipú a la ANDE y no lo que vende la ANDE al consumidor. Yo voy a hacer cumplir aquel eslogan que dice: “Consuma lo que el Paraguay produce”.

–¿Cómo?

–Tengo diseñado lo que vamos a hacer. He hablado de estos proyectos con el presidente Lula, con la presidenta Kirchner. He hablado de la electrificación del tren hasta Ypacaraí y de ahí hasta Pirayú, y ahí hacer un centro de carga y abastecimiento, un mercado de abasto, y de ahí otro tren de carga que vaya hasta Villeta, que será el nuevo puerto de Asunción. Están las carreteras a ser construidas por el sistema de concesiones. Tengo 7 megaproyectos para cambiarle la cara al país.

–¿Qué significa eso que dijo que va a ser embajador de Brasil en el Palacio de López?

–Yo dije que voy a ser embajador de Brasil y de todos los países que nos dan financiación e inversión para apuntalar el desarrollo. Aquí vienen inversionistas. Lo primero que hacen en el aeropuerto es revisarles hasta el calzoncillo. Al trasladar su maleta hasta el vehículo ya les asaltan. ¿Se acuerda de aquella inversionista brasileña que se iba a asociar con Caballero Vargas en Pilar? Sube a un taxi, del aeropuerto al hotel. La asaltan y la asesinan. Salimos en O Globo durante 8 días. Entonces, nosotros tenemos que cambiar esa imagen tan negativa. Yo ofrezco: seguridad, garantía jurídica, coima cero, corrupción cero, atenderle en bandeja a los que quieren traer su capital, tecnología, su familia. Hoy no vienen ni turistas por miedo.

–El tema Itaipú. ¿Usted está en contra de la renegociación?

–Esto es Itaipú (dibuja en el papel). Esto es Eletrobrás y esto es la ANDE. ¿Qué pasa? La generadora de la energía es Itaipú. La distribuidora y la administradora en el lado brasilero es Eletrobrás. En el lado paraguayo es la ANDE. Pero nace con el gobierno de Nicanor, entre la Ande e Itaipú, un superministerio que se llama “obras sociales de Itaipú”, sin licitación, sin conocimiento de cuánto cuestan las diferentes obras sociales: empedrados, tendido eléctrico, compra de insumos, kits escolares, compra de maquinarias, construcciones. Es un absurdo. Se viola el Tratado de Itaipú, se violan la Constitución y las leyes del Paraguay, porque todo dinero del pueblo, para ser utilizado debe ser aprobado por el Parlamento...

–Hoy, Itaipú compra hasta leche para los escolares...

–Y bueno, Itaipú no tiene por qué comprar leche para criaturas. Esa no es su función. Esta es una ingeniosa forma de saquear al pueblo sin ninguna restricción. Entonces, cuando va la Contraloría, le dicen: “No, no puede controlar, porque Itaipú es binacional”. Pero para poder gastar sin control y hacer licitaciones amañadas, no hay ningún problema.

–¿Y sobre el precio irrisorio de la venta de energía a Brasil?

–Vamos a redondear que nuestra deuda sea 20.000 millones de dólares (vuelve a escribir en el papel). Yo no quiero tocar ese Tratado. Paraguay consigue una plata y pone los 10.000 millones de dólares que le corresponden. Le dice al Brasil “Acá te devuelvo”. Y me tiene que pagar los 11,5% de mi dinero. Somos socios, pues...

–¿Brasil va a estar de acuerdo con eso?

–¿Y cómo no va a estar de acuerdo, si el Tratado me permite?

–¿En qué va a usar la energía?

–Yo le voy a decir. Si yo consigo a 4 ó 5%, me sobra 7% de dinero, sobre 10.000 millones de dólares, libre por un lado. Segundo, tengo gente que va a venir por electrointensivas. De entrada me van a usar lo que produce 6,5 turbinas. Me sobra todavía 3,5 para alcanzar 10 turbinas (que le corresponden a Paraguay).

–¿Usted va a usar el 50% de la energía que le corresponde al Paraguay?

–Claro que sí. Le repito. Mi eslogan será: “Consuma lo que el Paraguay produce”. ¿Y qué produce el Paraguay? Es el país más rico en energía hidroeléctrica.

–Que engorda a otra nación...

–Mire. Mi objetivo es desarrollar cuanto antes al Paraguay. Yo no quiero un país mendigo que viva de royalties. “Consuma lo que el Paraguay produce” es la consigna. Si yo tengo una electrointensiva que me va a consumir lo que produce 6 turbinas y media, me sobra 3,5 para completar las 10. Y esto que sobra puedo dar de gracia y voy a pagar con la diferencia del interés que me va a dar a mí, precio de costo...

–O sea, le va a seguir vendiendo a Brasil...

–No, no, un momentito. Voy a usar 6,5 turbinas en empresas electrointensivas y me va a generar fuentes de trabajo, y voy a ganar divisas en exportación de lo producido por electrointensivas. Me falta usar 3,5 más nomás ya. Aquí ya no vamos a hablar de royalties. Y voy a seguir cobrando mi plata. Esto no tiene nada que ver con los royalties. Eso es generador de usura. ¿Por qué ellos van a vivir de mí de la usura? Estas 3,5 turbinas voy a usar para la pequeña y mediana empresa.

- ¿Y Yacyretá?

–¿Y usted piensa que si Argentina no hubiera querido tener Yacyretá a punto, ya no lo iba a tener? Y qué ocurre. Yacyretá tiene una cota rentable para pagar el interés y el capital. Pero cuántos años hace que comenzó.

–Unos 30 años...

–Lo que pasa es lo siguiente. Falta un poquitito para que la cota sea rentable y seguir pagando ya el capital y el interés. Pero con esta cota, que no es rentable, no estamos pagando ni el interés, ni el capital, y la deuda sube. Pero ellos están usando la energía, ¿verdad? Su bisnieto es posible que pague todo. Lo que voy a hacer es traer la plata para terminar la obra rápidamente, y voy a usar mi 50% y me va a sobrar dinero. A ellos se les está pagando el 7,5 por ciento...

–¿Cuál es su opinión sobre el tratado de Itaipú?

–No tocar. No tocar...

–¿No? ¿Lo hecho, hecho está?

–Todo es conversable si voy a ser un país limosnero y voy a seguir llorando por mis royalties. Yo quiero hacer de mi país digno y desarrollarlo para sacarlo adelante. No existe en el mundo, energía más barata que la que tiene el Paraguay a su disposición. Le desafío a usted, a (Ricardo) Canese y todos los que lo secundan que me demuestre lo contrario...

–El asunto es la energía barata que se le vende a Brasil...

–Un momentito: Que Itaipú vende a las partes.

–¿A Paraguay le va a convenir tomar la energía que le corresponde?

–Mi preocupación hoy es pagar la deuda que me corresponde. Con que usted venga a poner su empresa electrointensiva acá y me paga ese valor, ya soluciono ese compromiso.

–¿Por qué no hizo eso Stroessner?

–Los que estaban al frente del Gobierno y de Conempa eran simples coimeros...

Hugo Ruiz Olazar
Publicado en el Diario ABC Color
Asunción, lunes 17 de marzo del 2008